47% de los trabajadores preferiría adoptar un sistema mixto que combine trabajo presencial y a distancia

211
Woman working in home office hand on keyboard close up

La última encuesta Sodexo Beneficios e Incentivos arrojó que casi la mitad se inclina por incorporar el teletrabajo formalmente e intercalarlo con jornadas laborales en la oficina. El informe además reveló que las nuevas tendencias de trabajo han generado que se valoren hasta en un 40% más beneficios como el de alimentación o por seguros de salud.

Pese a comenzar como una medida de emergencia y adaptación para enfrentar el contexto de pandemia por el COVID-19, lo cierto es que el trabajo a distancia o teletrabajo se ha transformado en una tendencia cada vez más aceptada en nuestro país.

Al menos así lo demostró la última encuesta de Sodexo Beneficios e Incentivos, que consultó a más de 8 mil trabajadores de diversas industrias respecto a la modalidad de trabajo que preferirían tener una vez que se reduzcan por completo las medidas sanitarias.

De esta forma, el informe arrojó que al menos un 36% de los encuestados prefieren realizar su jornada laboral completa en oficinas, mientras que solo un 17% se inclina por mantener el trabajo desde casa.

Sin embargo, también se afirmó que un considerable 47% preferiría instalar un sistema híbrido, que combine jornadas de trabajo presencial, con otras de teletrabajo.

“La forma de trabajar en el mundo varió para siempre y el teletrabajo demostró que es una alternativa potente a la hora de ejercer cualquier actividad laboral”, afirmó al respecto el director de Marketing e Innovación de Sodexo, Francisco Droguett.

La encuesta también reveló que las nuevas modalidades de trabajo también influyen en los beneficios que los empleadores entregan a sus trabajadores, ya que el valor que le entregan al beneficio de alimentación, se elevó en un 40%, mientras que el seguro complementario de salud, creció en un 30%.

Además, el informe sostiene que un 7% de los empleados aseguró haber dejado se recibir aguinaldo, mientras que otro 8% ya no cuenta con el bono de transporte. Así mismo, el beneficio de flexibilidad horaria creció un 8%, mientras que un 11% afirmó estar recibiendo un bono por trabajo a distancia.

“Esto es una evidencia más de algo que hemos venido encontrando en distintos estudios: Los beneficios con carga simbólica y tangibles ganaron valoración, pues reforzaron la sensación de una empresa que entiende lo que sus colaboradores necesitan“, sentenció Droguett al respecto.