La Corte de Apelaciones de Rancagua informa a la comunidad jurídica y comunidad en general que retomará su funcionamiento presencial, con una sala de alegatos, a contar del próximo 30 de agosto.

Los alegatos en la sala de funcionamiento presencial se oirán del mismo modo, por lo que los abogados deberán asistir a las dependencias de este tribunal de alzada para efectuarlos. Asimismo, las restantes salas que no se encuentren de turno lo harán de manera virtual, tal como se ha realizado desde el mes de marzo de 2020.

En cuanto al procedimiento, para el ingreso a las dependencias de la Corte se registrarán los datos de todas las personas que asistan, además de la toma de temperatura, debiendo respetar todas las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria y normas de desplazamiento al interior del edificio, siendo obligatorio el uso de mascarilla en todo momento, así como también la constante aplicación de alcohol gel.

El edicto respectivo consigna que “todo lo anterior, teniendo presente la situación actual de la emergencia sanitaria en nuestro país, específicamente en la Región de O’Higgins, la cual en su gran mayoría se encuentra en Fase de Apertura conforme a lo establecido por el Ministerio de Salud en el ´Plan Paso a Paso´, así como también la continuidad del servicio judicial, el cual tiene como principal misión entregar un servicio de calidad a los usuarios que requieren del sistema judicial”.

Los turnos de la sala que funcionará de manera presencial, serán semanales.