Gobernador Regional y Directora Regional de Onemi coordinan acciones para actuar ante situaciones de emergencia

599

Pablo Silva Amaya pudo conocer en detalle cuál será su rol frente a determinadas eventualidades, además de interiorizarse en aspectos relacionados con la escasez hídrica que aqueja a O’Higgins y de las obras de mitigación que se deberán hacer en aquellas zonas de la región que se vieron afectadas por los aluviones de enero pasado.

Una reunión de coordinación sostuvo el Gobernador Regional Pablo Silva Amaya con la directora regional de Onemi, Alejandra Riquelme, junto a quien abordó distintas materias, como el rol que tendrá la máxima autoridad regional frente a situaciones de emergencia, además de aspectos relacionados con la escasez hídrica que aqueja a O’Higgins y de las obras de mitigación que se deberán hacer en aquellas zonas de la región que se vieron afectadas por los aluviones de enero pasado.

“Hablamos de temas muy importantes y que afectan a la región en caso de emergencia. Con ella hemos trabajado, cuando fui seremi de Obras Públicas e Intendente, y ahora vamos a tener un rol muy de la mano en este período como Gobernador Regional. Este tipo de situaciones pueden ocurrir en cualquier momento y donde es importante el tema de la prevención”, detalló el jefe regional.

“Agradezco a la directora regional de la Onemi por habernos entregado esta información y coordinación previa, que nos va a permitir trabajar en conjunto en temas que nos interesa, en materia de prevención y de escasez hídrica, que es tan importante para la región de O’Higgins. Nos dejó muy preocupados, porque hay alrededor de 12 comunas que están dependiendo de camiones aljibes para la distribución de agua”, agregó el Gobernador Regional Pablo Silva Amaya, quien aseguró que será prioridad darle una solución a esas más de mil familias que se están abasteciendo del vital elemento de esa forma.

Por otra parte, el Gobernador Regional de O’Higgins especificó que “conversamos también de lo que pasó con los aluviones y los problemas que ocasionaron en Malloa, Coinco y San Vicente en enero con los desbordes, las bajadas y remoción en masa de los cerros que afectaron a varias viviendas, donde hay que hacer algunos trabajos de reposición y protección a esas familias”.

En tanto, la directora regional de Onemi, indicó que “nos hemos reunido con el Gobernador Regional para abordar diversos temas. El primero de ellos, cuál es el rol del Gobernador dentro de lo que corresponde al nuevo Sistema Nacional de Emergencia y en cuáles de las fases, dentro del ciclo de manejo del riesgo, operaría él, que es en la etapa de recuperación y respuesta frente a situaciones de emergencia”.

“También abordamos aspectos y temas relevantes que a nivel regional estamos viendo en muchas de las comunas en donde Onemi está trabajando en lo que tiene que ver la escasez hídrica”, añadió Alejandra Riquelme.

“Nosotros estamos trabajando, a través de Interior, en el contrato de camiones aljibe, así como en la entrega de estanques de acumulación de aguas, que son las líneas de trabajo que hoy tenemos como organismo, para atender situaciones de escases hídrica que afecten a las personas. Vinimos a contarle lo que tenemos contratado, cuáles son las entregas que hemos hecho y cuáles son las comunas que están afectadas hoy día con esta situación de escasez hídrica”, explicó la directora regional de Onemi.

Por último, Alejandra Riquelme  afirmó que “también vimos obras de mitigación que son necesarias de realizar en aquellas zonas que fueron afectadas por los aluviones en el mes de enero durante este año, como en la comuna de Malloa, Coinco y San Vicente, que de acuerdo a los trabajos realizados por Sernageomin y empresas externas de geólogos que desarrollaron estudios en la zona, se hace necesario trabajar e invertir”.

En la oportunidad, la directora regional de Onemi además le entregó detalles al Gobernador Regional de O’Higgins del plan hídrico de temporada, especificando los roles y funciones de cada uno de los servicios públicos frente al escenario que se ha presentado por la falta de precipitaciones, déficit que en los últimos años se ha incrementado y se arrastra por más de 10 años.