Con el 99,9% de las mesas escrutadas, el militante socialista, ex Seremi del MOP y ex Intendente Regional se convirtió en el primer Gobernador Regional elegido en democracia.

En una jornada histórica, que estuvo marcada lamentablemente con una baja participación electoral para esta segunda vuelta de gobernadores (cercana al 16% del padrón regional), el Ingeniero socialista Pablo Silva Amaya se impuso a su contendor de Chile Vamos y militante de la UDI Eduardo Cornejo en la justa electoral para dirimir al primer Gobernador Regional en la historia de O’Higgins y del país.

Tanto Silva como Cornejo se encontraron en horas de esta tarde, finalizando la contienda en Plaza Los Héroes de Rancagua, donde el flamante Gobernador electo recibió el saludo de parte de Cornejo, en un gesto de caballerosidad y civilidad que tanto necesita la región y el país, reconociendo así el triunfo de Silva con un 57,66% de la votación, en desmedro de Cornejo quien obtuvo el 42,34% de las preferencias.

Las tareas que por de pronto deberá asumir la primera autoridad regional a partir del 14 de Julio son múltiples y urgentes, sobre todo tomando en cuenta la crisis económica y social que afecta a la región y al país dentro del contexto de la pandemia y que comprometerá los mejores esfuerzos de la nueva autoridad, en circunstancias que además deberá convivir por espacio de 8 meses con un gobierno que va en retirada y con un signo político totalmente opuesto al que representará Pablo Silva Amaya.