En Buenos Aires, Argentina, fue detenido el coronel en retiro del Ejército, Walter Klug Rivera, de acuerdo a antecedentes entregados por abogados ligados a causas por violación de derechos humanos.

La detención en la calle Moreno de la capital trasandina estuvo a cargo de personal de la Policía Federal Argentina junto a efectivos de la Interpol, en virtud de una orden de captura internacional despachada por los tribunales chilenos, luego de conocerse hace unos días la fuga del exuniformado, previo a la notificación de la sentencia por los homicidios de 23 trabajadores de Endesa el año 1973.

Klug Rivera se había fugado una primera vez el 2015, siendo extraditado el año pasado desde Italia como procesado por la desaparición de un estudiante universitario en Concepción, causa en la que finalmente fue absuelto, ordenando el ministro Carlos Aldana la libertad que le permitió ahora huir por segunda vez por un paso no habilitado.

Al momento de su detención, el oficial en retiro habría estado intentado volar a Europa desde Argentina, utilizando un pasaporte alemán.

Ahora las Agrupaciones de Víctimas de Derechos Humanos esperan su regreso a Chile a la brevedad, de manera que el condenado comience a cumplir la condena por el caso Endesa.

El jefe de Interpol Chile, prefecto Maximiliano Mac-Namara, precisó que el trabajo en coordinación con Interpol Buenos Aires permitió la captura de Klug.

“Walter Klug Rivera es detenido alrededor del mediodía en la ciudad de Buenos Aires, a pocos metros del hotel donde se hospedaba, que era un hotel muy sencillo (…) él había estado en otro hotel anteriormente y la Policía Federal Argentina le seguía los pasos. Efectivamente él tenía pensando cambiarse de este hotel el día de mañana”, agregó.