José Miguel Bernucci, secretario de la entidad, dijo en CNN Chile que «las hospitalizaciones se encuentran en el peor momento de la pandemia» y enfatizó en que «el plan Paso a Paso está totalmente out». También habló de una nueva limitante: el recurso humano.

Durante esta jornada el Ministerio de Salud reportó un total de 5.369 casos positivos de COVID-19 y 37 nuevas muertes, mientras que la posibilidad a nivel nacional aumentó a 11%.

En entrevista con CNN Chile, el secretario general del Colegio Médico de Chile (Colmed), Dr. José Miguel Bernucci, se mostró preocupado por el crecimiento sostenido en los casos, pero sobre todo enfatizó en que “nos encontramos en un momento muy crítico desde el punto de vista de la ocupación del sistema sanitario”.

“Las hospitalizaciones en este minuto se encuentran en el peor momento de la pandemia“, agregó, al mismo tiempo que indicó que “el sistema ya esta sobrepasando el límite y tenemos altos tiempos de espera en servicios de urgencia a la espera de cupos para las UCI“.

Bernucci hizo hincapié en que, a la fecha, “están todas las regiones funcionando casi al tope de lo que representa su realidad de recursos humanos y físicos“, lo cual no se había prestado con anterioridad. Aquello dificulta mucho el “traslado y la gestión”.

El profesional advirtió que desde el Colmed, en vista de la experiencia del año pasado, saben que “todo junio y julio probablemente va a ser muy complicado teniendo en cuenta que estamos varios peldaños más arriba en comparación con el año pasado”.

En esa línea enfatizó en que, de cara a las próximas semanas, se hace necesario generar más políticas para contrarrestar la pandemia, incluso señaló que “el plan Paso a Paso está totalmente out, (…) la fase 2 está totalmente desdibujada“.

Sobre las acciones que contribuyan en la disminución de casos, manifestó que se deben fortalecer 3 pilares: la comunicación de riesgo, la trazabilidad y el testeo y, lo último, “tiene que ver con la continuación de cómo cortamos los contagios con el Paso a Paso“. Según indicó, las recomendaciones la hacen directamente al presidente Sebastián Piñera.

Recurso humano: un nuevo limitante

Si bien durante la primera ola de COVID-19 en Chile la preocupación fueron los ventiladores mecánicos, ahora, asume el doctor, la incertidumbre está puesta en el recurso humano. “Un médico para poder manejar un ventilador tiene que formarse entre 10 y 12 años”.

“El personal, actualmente, se encuentra totalmente reventado. Tenemos licencias médicas entre un 20 y 30% en el personal, mucha gente que dobló y triplicó su torno hoy está con mucha alteración de salud mental”, añadió.

La última cama UCI

El dilema de la última cama siempre esta presente, comunicó el doctor, y lo ejemplificó con que “si yo tengo dos pacientes hospitalizado en los servicios de urgencia, ventilados, esperando ser atendido donde corresponda, con el equipo y la tecnología necesaria, y se genera un cupo, yo tengo que inevitablemente elegir entre esos dos pacientes cuál va a recibir el tratamiento óptimo”.