La tarde de este martes, el presidente Sebastián Piñera inauguró la central termosolar Cerro Dominador, unidad que hoy mismo se conectó al sistema eléctrico chileno.

La unidad consta de dos componentes: un sistema fotovoltaico que ya está en funcionamiento y el sistema solar térmico que se inauguró hoy, con una potencia instalada de 110 megavatios.

Ambos generarán conjuntamente una capacidad total de 210 megavatios y suministrarán energía verde para más de 380 mil hogares del país, evitando la emisión de 640 mil toneladas de dióxido de carbono al año, según cifras de Gobierno.

¿Cómo funciona?

Cerro Dominador no solo es la primera planta termosolar del país, sino que también de toda América Latina.

A diferencia del fotovoltaico, el innovador sistema solar térmico utiliza directamente el calor del Sol.

Allí, 10.600 espejos conocidos como heliostatos, con una superficie de 140 m² cada uno, concentran la luz solar en un receptor de calor sobre una torre de 250 metros de altura.

A través de este receptor circulan sales fundidas a una temperatura de 560°C, transfiriendo el calor a un circuito que impulsa una turbina de vapor para generar energía eléctrica.

Una característica distintiva del sistema solar térmico es que las sales fundidas pueden almacenarse por hasta 17,5 horas, lo que permite que el sistema siga funcionando incluso sin luz solar directa.

Es decir, la infraestructura de esta planta permite la producción fiable de electricidad las 24 horas al día.

Apoyo internacional

Cerro Dominador fue construido con el apoyo de Corfo, la Unión Europea (UE) y el Banco de Desarrollo Alemán KfW.

De manera conjunta, la UE, KfW y el KfW IPEX-Bank contribuyeron con un total de €113 millones.

Ese fondo se obtuvo a través de la combinación de una subvención del Latin America Investment Facility (LAIF) de la UE y préstamos de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI) del Ministerio Federal de Medio Ambiente de Alemania, implementados por KfW.

Corfo, a su vez, hizo entrega de los fondos al proyecto Cerro Dominador a través de un préstamo a un banco local.

En tanto, la contribución IKI del Banco de Desarrollo KfW se realizó mediante un préstamo de €53 millones a la República de Chile, también a través de Corfo.

A través de su cuenta de Twitter, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, escribió: “hito histórico: inauguramos la primera planta termosolar de Latinoamérica que entrega energía limpia 24/7 y 100% renovable al sistema eléctrico nacional y que nos posiciona como protagonistas del escenario de energías limpias a nivel mundial”.

El embajador de la UE en Chile, León de la Torre, sostuvo que “Chile y la UE son socios en materia climática y juntos trabajan estrechamente por la meta compartida de la carbono-neutralidad al 2050″.

“La puesta en marcha de Cerro Dominador es símbolo de nuestra alianza estratégica, de valores, de tecnología y de inversión”, aseguró.

“Me complace que, a través de la GIZ y el Grupo KfW, el Ministerio Federal de Medio Ambiente haya podido contribuir a la realización del proyecto solar térmico de Cerro Dominador”, dijo por su parte la titular de esa cartera alemana, Svenja Schulze.

“Chile es el país de América Latina con la mayor radiación directa y de menor atenuación atmosférica del mundo. Hoy estamos orgullosos de poder inaugurar esta gran iniciativa que será capaz de combatir los efectos del cambio climático, entregando energía renovable al sistema eléctrico nacional”, destacó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas.

“Valoramos la puesta en marcha de este emblemático proyecto porque representa el compromiso de las inversiones estadounidenses con el país y es fiel reflejo de una mirada sostenible de hacer empresa, basada en estándares que promueven la diversidad, el emprendimiento económico, la responsabilidad con el medio ambiente y los territorios en los que se inserta”, comentó por su parte Paula Estévez, gerenta general de AmCham Chile.