El director (s) Heriberto García dijo que barajan la sospecha de que pueda tratarse de la llamada «variante andina», que existe desde noviembre del año pasado en nuestro país y en otras zonas como Perú y Ecuador.

Luego que ayer el Ministerio de Salud de Israel anunciara a través de un comunicado el presunto hallazgo de una «variante chilena» de covid-19, el director (s) del ISP, Heriberto García, salió a desmentir esta información.

El texto emitido por ese país, señalaba que la mutación la portaba un adulto vacunado que viajó desde una nación que se desconoce.

«En este momento no hay ninguna denominación de una variante como ‘variante chilena’. Gisaid es la plataforma internacional que define esto, y no hay ninguna definición de una variante chilena», dijo García.

Así, aclaró que para que exista una definición de variante chilena, «debe ser una que, además de que se dé en Chile, tiene que empezar a contagiar en otros países y que se vea que en varios países se está dando. Si no se da eso, es muy difícil que Gisaid le ponga ‘variante chilena’ a una variante que apareció circunstancialmente en el país», sostuvo.

«Las variantes que tenemos hoy día en Chile, son variantes que están en varios países, que no nacieron en Chile, de ahí que descarto que sea una variante chilena la que descubrieron en Israel», complementó esta mañana en conversación con radio ADN.

Consultado por si se podría tratar de la llamada «variante andina» descubierta por un investigador peruano -que la semana pasada la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, planteó que más bien se trata de «un linaje» y no está descrito como «de preocupación por la OMS- el director (s), planteó que en este caso «es una sospecha que tenemos».

«Pero lamentablemente no tenemos más antecedentes de lo que ellos descubrieron, de qué variante es la que secuencia y que tiene el viajero israelí, pero puede ser una posibilidad», indicó.

Eso sí, sostuvo que dicha posibilidad de la variante B111 (andina) «es una variante que ya existe en Chile desde noviembre del año pasado, que también ha estado presente en Perú, Ecuador, y también en países de Europa y Norteamérica, por lo tanto, por eso también descartamos que sea una variante chilena propiamente tal».