Los cinco ministros firmaron la misiva en La Tercera para «desmentir categóricamente» aquellas versiones que «indican que no habría habido unanimidad en esta gravitante definición del gobierno». Una aclaración que surge en las horas previas a la crucial votación del proyecto en el Senado.

El proyecto de reforma constitucional que permitiría un tercer retiro de los fondos previsionales será discutido este jueves en la Sala del Senado tras ser despachado por la Comisión de Constitución de la Cámara Alta.

Según anunció anteriormente el propio senador UDI Iván Moreira, los votos tanto del oficialismo como de oposición ya están asegurados para que la iniciativa finalmente sea aprobada desde el Congreso.

Sin embargo, esto podría verse truncado debido al requerimiento presentado por el presidente Sebastián Piñera al Tribunal Constitucional en contra de este tercer retiro y que fue anunciado el pasado martes por el ministro Ossa. Una decisión que, según versiones de la prensa, no habría contado con el respaldo de los ministros Rubilar y Delgado.

En respuesta a lo anterior, y a fin de zanjar las dudas, los secretarios de Estado que integran el comité político enviaron una carta a La Tercera.

En el escrito, manifestaron que “como ministros de Estado e integrantes del comité político que acompaña al Presidente Sebastián Piñera, adherimos completamente a la decisión de presentar ante el Tribunal Constitucional un requerimiento por el proyecto que permitiría un tercer retiro de ahorros previsionales”.

“Ante las versiones de prensa que indican que no habría habido unanimidad en esta gravitante definición del gobierno, queremos desmentir categóricamente esas interpretaciones“, agregaron.

La carta fue firmada por Rodrigo Delgado, ministro del Interior; Jaime Belollio, vocero de gobierno; Juan José Ossa, ministro de la Secretaría General de la Presidencia; Karla Rubilar, ministra de Desarrollo Social; y Rodrigo Cerda, ministro de Hacienda.

Si el proyecto es aprobado por el Senado sin modificaciones, pasaría a su revisión al Tribunal Constitucional donde se definirá el futuro del mismo. Aunque esta situación ya se registró anteriormente con el segundo retiro, el cual fue rechazado por el TC con el voto dirimiente de la presidenta del tribunal, María Luisa Brahm, ex asesora del jefe de Estado.

Dentro de los argumentos entregados por el ministro Ossa tras anunciar el envío de este requerimiento, se basó en que “Chile tendrá en los próximos meses una nueva Constitución. Pero mientras nos rija la actual, esta debe ser respetada, especialmente por quienes hemos jurado hacerlo“.