El HRLBO trabaja con dos capellanes (católico y evangélico) para atender las necesidades religiosas y espirituales de los pacientes, mientras permanecen internados en los servicios de hospitalización.

Entregar un apoyo espiritual en el marco de la atención humanizada de pacientes, es el objetivo del trabajo de los dos capellanes del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) que día a día visitan a los enfermos para entregarles los sacramentos o simplemente brindarles una ayuda espiritual en momentos complejos.

De acuerdo a la normativa legal de los establecimientos de salud, todo paciente tiene derecho a profesar libremente su creencia religiosa, es por ello que la Unidad de Asistencia Espiritual y Voluntariados del HRLBO trabaja con dos líderes cristianos para cubrir las necesidades de sus pacientes: un cura católico y un pastor evangélico. Durante la pandemia asociada al COVID-19, los religiosos trabajan visitando personalmente a los enfermos o comunicándose con ellos a través de videollamadas.

“Nosotros no solo realizamos el acompañamiento espiritual de los enfermos que necesitan la unción, quieren confesarse o simplemente desean desahogarse, también aportamos con la caridad, que es el rostro de la Iglesia y Dios. Tratamos de humanizar el hospital, porque sabemos que los funcionarios tienen un ritmo de trabajo muy alto, y los enfermos y sus familiares sufren, especialmente durante la actual situación sanitaria”, indicó el capellán católico del HRLBO, padre Claudio Godoy.

Por su parte, el pastor de la Iglesia Evangélica Pentecostal Rancagua y capellán del hospital, Jaime Rubilar, señaló que “estar incluidos en la Unidad de Acompañamiento Espiritual del HRLBO, en el que podemos llevar ayuda a los necesitados y a la vez acompañarlos espiritualmente con un versículo de Jesucristo como único salvador, nos pone muy contentos. Nuestro trabajo nos permite preparar a las personas que están a punto de partir de esta tierra para que tengan un encuentro con Jesucristo”.  

Para recibir el acompañamiento espiritual de los capellanes, el paciente o su familiar pueden solicitarlo con la enfermera encargada del servicio donde está internado el enfermo, o dirigirse directamente a la oficina de la Unidad de Acompañamiento Espiritual y Voluntariado, que está ubicada a un costado del Registro Civil, en el segundo piso del Hospital Regional. También lo pueden realizar al correo: uaespiritual.hrlbo@redsalud.gov.cl.

Cabe destacar que desde el inicio de la emergencia sanitaria asociada al nuevo coronavirus, el Hospital Regional ha trabajado para que los pacientes puedan comunicarse con sus familiares a través de videollamadas, esto tomando en cuenta que las visitas han debido ser restringidas o suspendidas para evitar contagios. Al igual que la asistencia religiosa, esta comunicación puede ser solicitada a la enfermera encargada de servicio o a la Unidad de Asistencia Espiritual y Voluntariado.