Desde el Minsal informaron que elaboraron un protocolo para manejar la enfermedad, que puede ser mortal para preadolescentes y adolescentes. La subsecretaria Daza, en tanto, hizo un llamado a los médicos a estar alerta ante la presentación de síntomas, que pueden aparecer hasta seis semanas después del contagio con coronavirus.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, informó que desde el inicio de la pandemia, en Chile se han registrado 176 casos y tres fallecidos producto del Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS), enfermedad asociada al COVID-19.

“Lo que tenemos notificados son 176 casos registrados, de los cuales tenemos tres fallecidos. Eso, desde el inicio de la pandemia”, sostuvo Daza.

La autoridad, además, se refirió al caso de la menor de 11 años que falleció en Concepción tras presentar este cuadro.

Al respecto, Daza lamentó el hecho y aseguró que el Ministerio de Salud, en conjunto con la Sociedad Chilena de Infectología y la Sociedad Chilena de Pediatría, elaboró un protocolo para estos casos y lo difundió en la red de atención primaria y hospitales.

Además, hizo un llamado a los médicos a estar alerta ante la presentación de los síntomas, que de acuerdo al doctor Pedro Astudillo, pediatra broncopulmonar de la Clínica Indisa, pueden ser dolor de cabeza, confusión, conjuntivitis sin secreción, manchas en la piel, edema, problemas digestivos, fiebre y compromiso del sistema cardiovascular.

El PIMS es un síndrome multisistémico que puede afectar a niños, preadolescentes y adolescentes y que se manifiesta entre dos a seis semanas luego de haber estado contagiado con coronavirus.