Las irregularidades financieras de los casinos Enjoy volvieron a dar un vuelco durante esta semana, luego de que se encontrara un nuevo vínculo con los fideicomisos ciegos del presidente Piñera. Mientras diputados opositores exigen la renuncia de la Superintendenta de Casinos, parlamentarios oficialistas y expertos eximen al mandatario de responsabilidad en el caso.

(BioBioChile).- Las actividades financieras del presidente Piñera volvieron a estar en la mira de la ciudadanía esta semana, luego que el informe de una comisión investigadora de la Cámara de Diputadas y Diputados, en conjunto al trabajo de la periodista Alejandra Matus, vinculó al mandatario a irregularidades de los casinos Enjoy.

En enero de este año, el Presidente firmó un decreto que postergaba hasta por seis meses el plazo que la Superintendencia de Casinos le había dado a los concesionarios para cumplir con los compromisos adquiridos al adjudicarse licitaciones en 2018.

La polémica surgió luego de que los casinos Enjoy fueran los únicos beneficiados, dado que en 2018 se adjudicaron cuatro licitaciones para casinos municipales y tenía hasta el 30 de enero para responder por las boletas de garantía por más de 100 millones de dólares.

Asimismo, dos de las entidades administradoras del fideicomiso ciego del presidente Piñera, BTG Pactual y Moneda Asset, están involucradas en la operación de Enjoy, ya sea por boletas de garantía o porque están avalando la deuda de la cadena de casinos.

El diputado PPD y presidente de la comisión investigadora del caso, Rodrigo González, aseguró que dados los antecedentes recabados, el presidente Piñera debe exigir la renuncia a la Superintendenta de Casinos de Juego, Vivien Villagrán.

En tanto, su par de la comisión investigadora, el diputado de Renovación Nacional, Alejandro Santana, aseguró que no hay forma de vincular financieramente al mandatario, debido a la condición legal de sus fideicomisos ciegos.

Por su parte, el abogado experto en libre competencia y académico de la Universidad de Chile, Francisco Agüero, sostiene que la extensión de prórroga para los casinos se justifica por su imposibilidad de operar desde el estallido social, y aún más durante la pandemia.

De acuerdo a Contraloría la extensión de prórroga entregada a los casinos Enjoy fue de carácter excepcional y sólo se justificaba como consecuencia del brote del Covid-19.

Sin embargo, de acuerdo a la investigación en contra de Enjoy, la compañía arrastra deudas millonarias que la mantienen virtualmente quebrada desde 2017.