El jefe de Estado, además, decretó una segunda ley que «distribuye con mayor equidad el tiempo disponible en la franja electoral», específicamente para los más de 500 candidatos independientes a la Convención Constitucional.

Este domingo, el presidente Sebastián Piñera promulgó dos leyes relacionadas con las elecciones 2021 que se llevarán a cabo en abril, y que dicen relación con la extensión de la jornada de votación a dos días, y la modificación de la repartición del tiempo de la franja electoral para candidatos independientes.

Previo a firmar los documentos de dichas normativas, el jefe de Estado destacó que durante el próximo mes “vamos a vivir una jornada electoral muy trascendente para el futuro de Chile e inédita en la historia de nuestro país”, enfatizando que en las elecciones de gobernadores, alcaldes, concejales y constituyentes, “postulan más de 15.400 candidatos”.

Al mismo tiempo hizo hincapié que en el proceso, “por primera vez en nuestra historia, vamos a elegir 155 personas que tendrán la misión de acordar y proponer una nueva Constitución para Chile”. Y, además, “por primera vez en nuestra historia, vamos a elegir a los gobernadores para las 16 regiones del país”.

En relación al proceso constituyente, el mandatario apuntó a que este contará con “escaños reservados para nuestros 10 pueblos originarios”, y que la “convención también va a estar integrada, y esto es inédito en la historia de Chile y del mundo, de forma paritaria“.

“De esta forma aseguramos que la voz de nuestros pueblos originarios y de las mujeres de Chile, se escuche fuerte y clara, y quede representada en la nueva Constitución”, aseguró.

Por ello, recalcó el compromiso del gobierno a “contribuir a organizar un proceso constituyente que fuera ejemplar”. Y de la mano de ello, “hoy vamos promulgar dos leyes que también contribuyen a un mejor proceso electoral”, añadió.

Elecciones en dos días

En primer lugar, el jefe de Estado apuntó a la “reforma constitucional que permite que las elecciones de abril se realicen en dos días, el sábado 10 y el domingo 11 de abril. Una elección en dos días, y los ciudadanos pueden ir a votar una sola vez“.

Al mismo tiempo, agregó que durante el proceso “vamos a promover que adultos mayores, enfermos crónicos, embarazadas, y personas con discapacidad que decidan ir a votar el sábado, lo hagan con una clara preferencia pasando directamente al primer lugar de la fila”.

“Dada la existencia de cuatro elecciones y votos distintos, y la existencia de más de 15.400 candidatos, el acto de votar en esta elección del 10 y 11 de abril va a tomar mucho más tiempo que lo que tomó el plebiscito del 25 de octubre. Y, en consecuencia, en un solo día todos los ciudadanos simplemente no habrían podido votar“, explicó, destacando también que con esa medida se permitirá evitar aglomeraciones y resguardar los protocolos sanitarios por el COVID-19.

De esa manera, el presidente de la República detalló que al término de la primera jornada de votación, el sábado 10, “las urnas serán selladas, no se contarán los votos y van a quedar bajo la custodia de las Fuerzas Armadas. Los apoderados y vocales podrán velar por el cumplimiento de las normas de seguridad mientras las urnas están selladas”, aunque sin poder ingresar al lugar donde estas serán ubicadas.

Mientras que durante la mañana del domingo, las urnas volverán a las mesas de votación y se les removerá el sello para continuar con el proceso. Solo al finalizar la segunda jornada se llevará a cabo el conteo de votos.

Franja electoral

Finalmente, también promulgó otra ley, la cual “distribuye con mayor equidad el tiempo disponible en la franja electoral, porque el tiempo que había sido asignado a los candidatos independientes, que son más de 500, era absolutamente insuficiente”.

Por ello, mediante esta modificación, se pretende “darle más tiempo a los candidatos independientes”, con el fin de “dar un paso hacia una elección con mayor equidad y con mayor igualdad de oportunidades para los candidatos de ser elegidos” a la Convención Constitucional.