Contraloría detecta sobreprecio de canastas familiares entregadas por el gobierno durante la pandemia

148

De acuerdo con el ente fiscalizador, la mayor diferencia de precios se concentró en la Región de Tarapacá con un 44,3% ($51.524 versus promedio de $28.693), seguida por el Maule con un 38,2% y Antofagasta con un 35,7%.

La Contraloría General de la República, mediante el estudio “Evaluación de precios pagados en Programa de Alimentos para Chile”, informó que en al menos 15 de las 16 regiones del país se compraron canastas familiares a un mayor precio, con una diferencia de hasta el 44%.

En detalle, la investigación se enfocó en aquellas canastas que fueron entregadas entre el 18 de mayo y el 30 de junio, como parte del programa gubernamental que buscaba ir en ayuda de familias afectadas por la crisis económica causada por el COVID-19, y por las que se gastaron en promedio $29.854.

El estudio se basó en los datos de órdenes de compra obtenidos mediante el portal ChileCompra, junto con órdenes directas de Antofagasta y Coquimbo que no estaban en el sitio web, versus los precios alternativos de supermercados con presencia nacional.

Estas comparaciones fueron realizadas mediante cotizaciones en línea y también con cotizaciones en terreno de las Contalorías Regionales.

En el primer caso, evidenciaron que la mayor diferencia de precios se concentró en la Región de Tarapacá con un 44,3% ($51.524 versus promedio de $28.693), seguida por el Maule con un 38,2% ($36.820 versus promedio de $22.753) y Antofagasta con 35,7% ($41.643 versus promedio de $26.783). Mientras que la Región del Biobío (-3,3%) fue la única que pagó un menor valor al alternativo.

Por su parte, la Región Metropolitana registró un 13,6% de sobreprecio, con un valor de $34.689 de gasto en promedio versus los $29.982 establecidos por Contraloría respecto de la alternativa más económica evaluada por el ente fiscalizador.

Y en el caso de las cotizaciones en terreno, se indicó que en tres regiones las compras fueron al menos un 70% más caras que las cotizadas por las Contralorías Regionales. En siete regiones las compras fueron entre un 40% y 70% más caras, y en otras cinco fueron entre un 2% y 39,5% más caras.

En las conclusiones del estudio, la Contraloría estableció que 15 de las 16 regiones “se compraron las canastas familiares seleccionadas a un mayor precio que lo cotizado por cada Contraloría Regional (entre un 81,2% y un 2%) en comercios que se caracterizan por sus bajos precios”.

Y finalmente, “las compras de las canastas familiares a nivel nacional fueron un 15,6% más caras que las cotizadas en línea incluyendo un 4% de costos de insumos y servicios, y un 12,1% más caras descontando dichos costos”.

Asimismo, en total el Ejecutivo gastó $92.836.641.720, es decir, 124 millones de dólares en estas cajas, donde las regiones de O’Higgins y Aysén fueron las que registraron la mayor cantidad de órdenes de compra.

Cabe indicar que el mayor promedio por canasta se registró en Aysén, ya que esta proveyó de alimentos e insumos a las familias con una duración estimada para dos semanas, el doble que el resto del país.