La zona cordillerana de las Sierras de Bellavista, en la comuna de San Fernando, debió ser activada por el Sistema de Alerta de Emergencia (SAE) con el propósito de que los habitantes de los alrededores evacúen la zona.

“En este momento se encuentra en desarrollo un procedimiento por un incendio forestal ocurrido en el sector de Sierras de Bellavista en la comuna de San Fernando, inicialmente tenemos conocimiento que se está realizando una evacuación preventiva, hemos instruido la concurrencia de personal especializado del laboratorio de Carabineros con apoyo de Labocar Santiago debido a la magnitud del siniestro”, según informó el fiscal de turno en la macrozona O’Higgins, Mario Ramírez.

“Además se están realizando labores investigativas de la sección de investigación policial territorial, e inicialmente hay algunos testimonios que nos darían ciertas luces respecto a la causa basal probable”, añadió al respecto el fiscal.

Al lugar concurrieron las principales autoridades de emergencia regional, encabezadas por la Intendenta Rebeca Cofré para coordinar las medidas de evacuación, escuchar y contener a los propietarios de las viviendas, vecinos y lugareños residentes del sector ante la incertidumbre y el temor que la emergencia, generada en horas de la tarde de este miércoles, ha provocado en las inmediaciones de las Sierras de Bellavista.

“Cerca de las tres y media de la tarde se inició un incendio, que se ha intentado controlar, para lo cual hemos puesto todos los recursos a nivel de región para poder combatir el fuego, pero aún así tenemos preocupación, porque tenemos a lo menos 300 personas en este sector que estaban muy preocupados porque la verdad no sabían si salir del lugar, esto porque dentro del camino hay algunos puntos en que tenemos el fuego muy activo, por eso, hemos conversado con ellos y tomamos la decisión de pedir la evacuación de la gente”, detalló en horas de la tarde la primera autoridad regional.

“Tenemos que diferenciar los residentes, que tienen sus animales y casas, y aquellas que tienen segundas viviendas y están vacacionando en este sector. Esas personas quieren salir, porque sienten que el riesgo está cerca, distinto a las que viven todo el año, con quienes estamos conversando y haciendo el registro de cuántas son, para ver cómo trabajar con ellos y una posible evacuación”, especificó la Intendenta Rebeca Cofré.

Tras esto, y ya próximo a la noche, 134 vehículos evacuaron de este sector precordillerano de la capital provincial de Colchagua, siendo dirigidos por autoridades, personal de Carabineros y el Ejército, así como por bomberos que llegaron hasta Sierras de Bellavista a apoyar las labores de contención del fuego.

En cuanto al incendio, precisar que durante el día miércoles trabajaron en su extinción cinco brigadas, cuatro helicópteros, una estas aeronaves un Chinook, además de dos aviones forestales, cinco camiones aljibe, sumado a un puesto de mando de CONAF.

Este siniestro recuerda con temor la tragedia que provocó en 1997 el incendio forestal que afectó a parte del sector y principalmente a La Rufina, cercano al santuario natural del Alto Huemul, donde se quemaron miles de hectáreas de bosque nativo – especialmente robles – conocido justamente como «La Roblería» y que se recuerda como uno de los más grandes incendios en la historia del país.

Agregar que durante la noche funcionarios policiales y militares junto a 9 carros bomba de diferentes cuerpos de bomberos de la región permanecieron en el lugar evaluando permanentemente los riesgos por el avance del fuego.

Por último, precisar que acuerdo al reporte entregado por CONAF a las 11:08 horas del jueves 28 de enero se estima que de forma preliminar el siniestro ha consumido una superficie de 973 hectáreas.