Tras la viralización de una supuesta fiesta clandestina en la localidad de Cachagua, el ministro de Salud explicó que, al tratarse de una fiesta privada, es mucho más difícil fiscalizar. Por lo mismo, llamó a los vecinos y ciudadanos a denunciar los hechos.

Durante esta jornada, distintos videos e imágenes se viralizaron en redes sociales sobre una supuesta fiesta clandestina en Cachagua.

Ante esto, el ministro de Salud, Enrique Paris, confirmó que la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, conversó con las autoridades políticas y sanitarias de la comuna de Zapallar y la Región de Valparaíso.

“Por el momento no quiero nombrar a ninguna localidad, pero independiente de la comuna, si hay que hacer un sumario o una denuncia ante la justicia se hará contando con las pruebas”, instó el ministro de Salud.

Aún así, dijo que “las imágenes que hemos visto son un atentado a la salud pública”.

Según el ministro Paris, “suponemos que fue una fiesta privada y en ese caso es mucho más difícil fiscalizar a no ser que alguien haga la denuncia”.

Por lo mismo, realizó la siguiente petición: “nosotros llamamos a los vecinos y a la gente que quiera colaborar a hacer la denuncia tanto a Carabineros, al municipio o a la autoridad sanitaria”.

Finalmente, reflexionó sobre el comportamiento de los jóvenes chilenos durante la pandemia.

“Si las personas jóvenes van a tener contacto con adultos mayores o personas que son enfermas, van a poder producir una enfermedad grave que incluso las puede llevar a la muerte. Esto es un atentado a la salud pública”, ratificó.