Estas restricciones anunciadas por la subsecretaria Paula Daza se producen tras confirmarse el primer contagio en Chile de la nueva variante británica del COVID-19 y que sería aún más contagiosa.

(CNNChile.com).- Este martes se confirmó el primer caso en Chile de la nueva variante británica del SARS-CoV-2 y que corresponde a una mujer que provenía de un vuelo desde Madrid, tras pasar tres semanas en Dubai y una semana en Londres, arribando en territorio nacional el pasado 21 de diciembre.

Tras dar positivo a un test PCR realizado en el Aeropuerto de Santiago, el ISP realizó un análisis que identificó esta cepa más contagiosa. Por lo tanto, la paciente y los contactos estrechos iniciaron un estricto aislamiento en un centro médico, mientras que autoridades hacen un llamado a que el resto de los pasajeros de los vuelos involucrados inicien un aislamiento inmediato para evitar la difusión de esta variante.

Sin embargo, también se anunciaron nuevas medidas para los chilenos, extranjeros residentes o extranjeros que ingresen al Chile tras un viaje a otro país.

En estos casos, y a partir del próximo 31 de diciembre, aquellos pasajeros deberán cumplir con una cuarentena obligatoria de 10 días.

Solo es posible levantar dicho confinamiento bajo dos condiciones. Primero debe realizarse un examen PCR recién el séptimo día de la cuarentena, y en segundo lugar, este debe resultar negativo.

Sumado a esto, se mantendrá el programa de vigilancia de 14 días de todas aquellas personas que ingresen a Chile, quienes deberán informar su ubicación y estado de salud.

Estas nuevas medidas se suman a las ya adoptadas el pasado 19 de diciembre, cuando se determinó la suspensión de los vuelos directos desde el Reino Unido hacia el país.

A partir de entonces, se prohibió el ingreso de todos los extranjeros no residentes que habían estado en Reino Unido los 14 días previos. Y aquellos chilenos o extranjeros residentes en Chile que hayan visitado territorio británico en los 14 días previos, deben realizar una cuarentena de dos semanas con seguimiento estricto.