En la instancia el equipo de salud, liderado por el jefe de la cartera, Pablo Ortiz, controló medidas sanitarias y supervisó el cumplimiento del aforo de los recintos. Además, durante la jornada, se instaló un punto de control en el acceso norte de la región para fiscalizar el ingreso y movilidad de personas desde Santiago.

En horario peak de compras por Navidad, el Seremi de Salud Pablo Ortiz visitó con un equipo de fiscalizadores diversos centros comerciales y supermercados del centro de Rancagua, para verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias impulsadas por el Ministerio de Salud para evitar nuevos contagios de Covid -19.

“Desde el 4 de diciembre hasta la fecha hemos realizado 8.800 fiscalizaciones, que corresponden a 100 controles nocturnos, 1980 controles a locales comerciales, 196 a playas y piscinas, 154 a transporte y packing agrícolas, 110 a empresas por protocolo Covid-19, 5300 a uso de mascarilla y 960 a cumplimiento de cuarentenas. En total hemos cursado 219 sumarios en toda la región, y nuestros fiscalizadores no paran. Hemos trabajo exhaustivamente para que durante estas fiestas de fin de año no se generen brotes de Covid- 19. Sin embargo, ha sido difícil debido por ejemplo a la gran cantidad de comercio ambulante que hoy se puede apreciar en las calles. Las cuadrillas han dejado los pies en la calle para educar a los vendedores con el fin de que se cuiden y cuiden a los demás”, señaló el Seremi de Salud Pablo Ortiz.

Los dos primeros puntos de fiscalización fueron el Mall Patio Rancagua y el Mall Open Rancagua y luego los controles se trasladaron al supermercado Jumbo, ubicado en el Portal Rancagua. “En todos los lugares que visitamos existe aglomeración de personas. Sin embargo, pudimos verificar que los protocolos sanitarios se están respetando. Cada recinto posee medidores de temperatura, contadores digitales para cumplir con el aforo, dispensadores de alcohol gel y las señales correspondientes que indican el distanciamiento físico apropiado. No obstante, el mal uso de mascarillas fue otra vez un punto débil entre las personas”, afirma el jefe de la cartera a nivel regional.

Además, durante la jornada, se instaló un punto de control en el acceso norte para fiscalizar el ingreso a la región y evitar movilidad de personas desde Santiago.

“En conjunto con las Fuerzas de Orden y Seguridad, instalamos un control de ruta en el acceso norte de la región a la altura del kilómetro 58. El objetivo es fiscalizar el ingreso a la zona durante las fiestas de fin de año y evitar movilidad desde regiones con altos contagios. Los controles serán intensos, por lo tanto nuestro llamado es a que las personas se mantengan en sus casas, respeten las normas sanitarias y entiendan que hay que cuidarse de este virus”, puntualizó Ortiz.

Cabe destacar que las fiscalizaciones y los controles se llevarán a cabo hasta el 31 de diciembre en todo el territorio nacional.