En una decisión que fue asesorada por la Comisión Médica, la máxima autoridad del balompié chileno anunció la medida preventiva y, por el momento, no hay reprogramación para ambos duelos que iban a jugarse este domingo.

La ANFP comunicó durante la noche de esta jornada la suspensión de dos partidos válidos por la fecha 23 del Campeonato Nacional, debido a nuevos casos positivos de COVID-19 y bajo recomendaciones de la Comisión Médica.

Universidad de Chile versus Deportes Iquique debía jugarse este domingo 13 de diciembre a las 10:30 horas, mientras que el de Unión La Calera -puntero del torneo junto a la UC- contra O’Higgins de Rancagua estaba pactado para las 21:30 de ese mismo día.

Para el caso de los Dragones Celestes, el club informó que en total se registraron tres casos positivos por coronavirus. En tanto, los cementeros reportaron que hubo un integrante del equipo que fue diagnosticado con el virus, quien se encuentra aislado cumpliendo los protocolos establecidos por la autoridad sanitaria.

Ambos duelos quedaron en calidad de suspendidos de manera indefinida, sin reprogramación por el momento. Con esto se suman a otros partidos que fueron aplazados, como el clásico universitario, pero en este último caso fue debido al avance de Católica en la Copa Sudamericana, lo que obligó a la ANFP recalendarizar los partidos.