Este miércoles el ex Consejero Regional Juan Ramón Godoy anunció su candidatura para el municipio de Rancagua. La decisión fue tomada el 25 de octubre de 2019, renunciando a su puesto en el Consejo Regional (CORE) y siendo electo como una de las primeras mayorías a nivel regional.

Sobre la decisión de la candidatura, el también ex Intendente de O’Higgins señala que “La ley establece que uno tiene que renunciar un año antes para ser candidato y tomé la decisión porque este tiempo nos ha servido para recorrer la ciudad, poder estar presente en muchos de los lugares donde hoy necesitamos conocer y escuchar la opinión de los vecinos y vecinas. Por eso es que tomé la decisión hace un año y seré candidato a alcalde de Rancagua”

El pasado 25 de octubre Chile vivió una histórica jornada de participación ciudadana tras el triunfo del “Apruebo”, día en que la ciudadanía quiso pasar desde una democracia representativa a una participativa. Y esto está especialmente vinculado a Rancagua pues, según Juan Ramón Godoy, “No relaciona solo a la Constitución, sino que debe reflejarse en lo regional y también en lo local. Y esa es nuestra propuesta para la ciudad, que la participación ciudadana sea el eje del gobierno local”.

Respecto al programa de ciudad, Juan Ramón Godoy señala que se necesita “un municipio abierto que tenga un vínculo directo con la comunidad, donde la opinión de los vecinos y vecinas no solamente se escuche, sino que esa opinión y esa decisión se cumpla en el programa de ciudad que vamos a proponer para Rancagua”. Es por esto que, explica, “un candidato debe representar a un programa de ciudad, pero eso no se construye entre cuatro paredes, se hace con participación ciudadana”.

Dicho programa se está construyendo a través de los “Diálogos Participativos por un Rancagua para todas y todos” y tendrá tres pilares fundamentales: el primero es la participación ciudadana como eje; es decir, una participación de los rancagüinos y rancagüinas a través de plebiscitos comunales, que sea vinculante y que lo que se decida por mayoría es lo que se cumplirá en el programa de ciudad. En segundo lugar, está la transparencia, que se refiere a que la ciudadanía debe tener acceso a la información sobre los trabajos que se realizan no solo a través de la ley de transparencia, sino porque sea transparencia activa. Un ejemplo de ello, explica Juan Ramón Godoy, es “cuando la comunidad quiere una multicancha, una sede social o está presentando un proyecto que es en beneficio para mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas, sepa desde el momento en que votó hasta el corte de cinta. Es decir, bases de licitación, asignaciones, avance de la obra; que tengan transparencia en todos esos procesos de gestión municipal y en qué se están gastando los recursos del municipio” y agrega que “este punto es fundamental para nosotros porque la transparencia es lo que devuelve la confianza y la credibilidad a la gestión pública”. Y tercero, la colaboración, “pues la ciudad no la construye el alcalde y el concejo municipal, la construye la comunidad y todos los actores sociales que tiene Rancagua”.

El programa de municipio local abierto que impulsa Juan Ramón Godoy considerará además la inclusión y el enfoque de género como aristas principales. Al respecto, señala que esto “es fundamental para una convivencia en base al respeto y la igualdad; es de suma importancia acompañar y contener a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y/o de género, y que todas y todos se sientan seguros en los espacios tanto públicos como privados”.

Los “Diálogos Participativos” se han convertido en pieza clave del trabajo que se está realizando; dentro de los temas que han surgido en estas conversaciones, está la seguridad ciudadana. Sobre esto, el también ex concejal de Rancagua afirma que “necesitamos una ciudad segura, que tenga un municipio muy bien articulado con las fuerzas de orden y el Gobierno Regional” y agrega “un departamento de seguridad pública del municipio de Rancagua no solo debe ser personas que ayuden a hacer proyectos a los vecinos y vecinas con respecto a alarmas o cámaras comunitarias, sino que además debe contar con personal y vehículos, para poder dar una señal de prevención. La delincuencia no puede apoderarse de nuestros espacios públicos.

La sustentabilidad es otro de los temas relevantes mencionados por las y los vecinos, con propuestas como construir pulmones verdes y “hacer de Rancagua una ciudad que mejore la calidad de vida y la salud de las personas”, puntualiza Godoy, añadiendo que “la ciudad debe ser inclusiva, amable con las personas con capacidades diferentes, como también con los adultos mayores. Debemos construir una ciudad que sea para todas y todos”.

En tercer lugar, está la conectividad. Al respecto, Juan Ramón Godoy señala que “desde mi punto de vista, Rancagua debiera tener como centro de lo que será esta área metropolitana objetivos como una mini circunvalación, la ruta Travesía debe ser parte de la ciudad; río Loco, la avenida Salvador Allende y la avenida Tuniche. Necesitamos generar una conexión entre el oriente y poniente sin pasar por el centro de la ciudad, evitando la alta congestión que se ha dado que genera mayor tiempo de viaje”. Si bien Rancagua es líder a nivel nacional en red de ciclovías construidas, asegura que “la instalación de ciclovías para ir generando un cambio cultural, pero muchas veces se ha generado más un problema que una opción real para poder solucionar el problema de conectividad, la inversión y el cambio cultural van de la mano” y destaca que “ese es el punto central de lo que queremos generar en un Rancagua con un municipio abierto a la comunidad, no podemos generar inversión si no le consultamos a los vecinos”. “Todo lo relacionado a sustentabilidad es positivo, pero con el componente de la participación”, finaliza.