Pese a ello, el ministro vocero recalcó que el cabo de la Armada «estaba participando de actos vandálicos». En tanto el titular de Interior condenó la conducta del uniformado.

Tanto el ministro vocero del Gobierno, Jaime Bellolio, como el titular de Interior, Víctor Pérez, criticaron el actuar el cabo de la Armada que ayer fue detenido en medio de los desórdenes e incidentes registrados en la iglesia San Francisco de Borja, destinada para los servicios religiosos de Carabineros, en el marco del primer aniversario del estallido social.

En un principio el recinto fue atacado por encapuchados, quienes saquearon el mobiliario, instalaron barricadas y prendieron fuego a parte del edificio, situación que fue controlada a los pocos minutos por Bomberos.

Ya durante la noche, la iglesia volvió a ser quemada, destruyéndose gran parte de sus instalaciones. Por estos últimos hechos, la policía uniformada detuvo a cinco personas, una de ellas miembro de la Armada de Chile.

A través de un comunicado esta última institución confirmó la captura del cabo de dotación de la Base Aeronaval de Concón que se encontraba en su día libre de franco. Ante ello, ambos secretarios de Estado criticaron lo ocurrido, aunque señalando que habría más de una versión.

«Lo que falta es que se haga toda la investigación, pero los reportes que yo tengo es que él fue detenido alrededor de las 16:00, 16:30 horas, que fue antes de que comenzara el incendio, en una barricada que estaba por fuera. Sin embargo, hay personas que tienen otras versiones», indicó el vocero.

Y agregó: «Entonces la información que yo tengo es esa, pero aun así él estaba participando de actos que eran vandálicos, algo completamente inaceptable que no se puede tolerar, pero por supuesto que sería distinto que estuviese afuera de la iglesia, cuando esta ya estaba siendo vandalizada».

Por su parte, Pérez acotó que el caso está siendo indagado, pero que «cualquier acción de cualquier persona, más aún si es funcionario público que comete barricadas o realiza actos de violencia, es absolutamente condenable».

Desde la Fiscalía Centro Norte confirmaron a Emol que el marino pasará a control de aprehensión este lunes a partir del bloque matinal. Durante la audiencia, se le imputaría el haber lanzado piedras.