Chefs de Santo Tomás Rancagua mostraron las bondades gastronómicas del centro de Chile en seminario internacional

132

El director y el coordinador de Carrera del Área Turismo y Gastronomía, Jaime Jiménez y Miguel Fuenzalida, participaron en el encuentro virtual que convocó a instituciones de educación mexicanas.

Más de 400 espectadores estuvieron conectados en el seminario “Chile y México unidos por la gastronomía”, que contó con expositores chilenos de la Universidad Santo Tomás en sus sedes Iquique, Santiago, Rancagua y Temuco, además de representantes mexicanos de las universidades tecnológicas Metropolitana, de Hermosillo, de Cancún, de Puebla y de Nayarit.

En la oportunidad, la sede Rancagua de Santo Tomás estuvo representada por Jaime Jiménez de Mendoza, director de Carrera del Área Turismo y Gastronomía, y Miguel Martínez, Coordinador de la misma. Ambos aceptaron el desafío de poner sobre la mesa los distintos elementos que distinguen a la Gastronomía de la zona centro del país, comprendida entre las regiones de Valparaíso al Bío-Bío.

Jiménez comenzó con un análisis de la mirada que se tiene en Chile hacia la propia gastronomía: “Hay poca valoración de nuestra gastronomía por ser campesina. En el ámbito educacional no se enseña de lo que nos rodea y la cultura extranjera siempre se ha comprendido como mejor”. Explicó que nuestra cocina criolla es producto del mestizaje entre chilenos y españoles, generándose entonces una mezcla de productos endémicos y extranjeros.

Productos y fiestas de la zona

Es así como, por destacar algunos productos, en la región de Valparaíso, es común encontrar pejesapo, loco y tomate. En la Metropolitana resalta el toronjil, la sandía de Paine y el maíz. En nuestra Región de O’Higgins destaca la sal de Cahuil, la Quinoa de Paredones y el aceite de oliva de Lolol. En el Maule se encuentra el pejerrey y el chahual, mientras que en el Bío-Bío están el cochayuyo, el maqui y la nalca.

Martínez rescató también otros elementos que son parte de la Gastronomía, como la vajilla, destacando la Greda de La Dormida (Región de Valparaíso), Pomaire (Metropolitana), Pañul (O’Higgins) o Quinchamalí (Bío-Bío), así como la cerámica de Pilen (Maule). También algunas fiestas costumbristas que son un espacio para compartir productos y preparaciones, como la Fiesta de San Pedro en Valparaíso, de la Sandía en Paine, del Cordero en Litueche, del Chancho Muerto en Talca o del Changle en Cañete, por mencionar algunas.

Para cerrar, Jiménez destacó el esfuerzo que se está realizando desde la educación superior por resaltar las bondades gastronómicas de Chile: “Tenemos que rescatar y valorar nuestras recetas patrimoniales, no solo las que están, también las que se han perdido. Así lograremos una zona central que se pueda poner en la mesa de todos los restaurantes”.

Al igual que en el primer semestre, en la cuenta de Instagram @gastronomiastrancagua se están realizando charlas con reconocidos expositores, las que pueden revisar en la pestaña IGTV. El próximo encuentro será el 7 de octubre donde se abordará la gastronomía de la Patagonia verde junto al Director del Proyecto DALCAS, Frederic Emery