El rol del contador en pandemia

105

Escribe Jonathan Farías Acevedo, Contador Auditor y Docente, Área de Administración Santo Tomás Rancagua.

En estos nuevos tiempos donde a nivel mundial y nacional se ha cambiado la manera de relacionarse con terceros producto de la pandemia, donde el COVID-19 también ha generado estragos en las economías mundiales y en la nacional, nuestra profesión nuevamente ha salido a aportar a la sociedad, con diversas situaciones donde el contador ha jugado y jugará un papel relevante.

Lo expresado anteriormente se ha visto concretamente en el asesoramiento que han recibido nuestros clientes, por ejemplo, en materias laborales con todo lo relacionado con trámites por suspensiones laborales, licencias, finiquitos o el proceso de imposiciones. Sobre la marcha se tuvieron que ir arreglando las cotizaciones en base a las instrucciones fiscales, lo que llevó una mayor sobrecarga laboral, pero siempre cumpliendo en los plazos establecidos.

Las normas financieras para llevar la contabilidad también sufrieron modificaciones por el COVID-19, donde nuevamente nuestra figura juega un papel preponderante ya que las tenemos que aplicar en la contabilidad de las empresas teniendo impactos en la posición financiera de las compañías.

Pasamos por un proceso de Renta inédito realizado en su mayoría desde el teletrabajo o teniendo una jornada parcial entre la oficina y siguiendo las laborales en las casas. Nos tuvimos que acomodar a esta nueva manera de trabajar sin perder el foco de cumplimiento de plazos para no generar consecuencias graves en nuestros clientes.

Debemos sumar a lo anterior la Ley 21.210 que modernizó nuestro sistema tributario en Chile, generando un nuevo cambio en la manera de tributar, especialmente en las PYMES, donde cada día tenemos que ir estudiando las circulares y resoluciones emanadas por el Servicio de Impuestos Internos. Aunque todavía la autoridad fiscal no ha puesto todas las cartas sobre la mesa, nuevamente hay que cumplir con plazos que se nos dan, asesorando a nuestros clientes en la elección del régimen el cual vence el 30 de septiembre de este año

El Contador hoy ya no es la persona que sólo llevaba libros contables o tributarios, su función es fundamental en el asesoramiento en las problemáticas que suceden en una empresa, indicando siempre las alternativas que existen con sus respectivos pros y contras.