Día de la Educación Técnico Profesional

87

Escribe Juan Pablo Guzmán, Rector Nacional IP y CFT Santo Tomás, Presidente del Consejo de Rectores Vertebral.

Cuando el 26 de agosto se celebró en todo el país el Día de la Educación Técnico Profesional, es un buen momento para visibilizar el sólido y sostenido aporte de este tipo de formación para el desarrollo del país, pues en los Institutos Profesionales (IP) y Centros de Formación Técnica (CFT) se prepara el capital humano encargado de llevar a Chile hacia su ansiado progreso.

Esta conmemoración se enmarca en un año indiscutiblemente complejo, tanto para instituciones de educación superior como –especialmente– para los estudiantes y sus familias, quienes se han visto seriamente afectados como consecuencia directa de la propagación del COVID-19. Pero, en una nueva muestra de flexibilidad, dinamismo y resiliencia –de la que ya hubo evidencia reciente tras las movilizaciones de octubre pasado– las instituciones técnico-profesionales han adecuado oportuna y responsablemente sus propuestas formativas al nuevo escenario.

Asumiendo los ya visibles efectos de la pandemia sobre la actividad y el empleo, resulta evidente la oportunidad de continuar potenciando a la Educación Superior Técnico Profesional (ESTP) para que cumpla un rol aún más preponderante en los necesarios procesos de reconversión de la fuerza laboral y preparación de jóvenes para su ingreso o reincorporación al mundo del trabajo. El aumento de la productividad, condición necesaria para impulsar el andamiaje económico del país de forma sustentable, es un proceso que debe involucrar activamente a nuestros CFT e IP dada su capacidad y experiencia en la formación de jóvenes y adultos trabajadores, en programas de estudios cortos y flexibles.

Por eso, al conmemorar el Día de la Educación Técnico Profesional sería mezquino centrarse sólo en lo importante que ha resultado la ESTP para el desarrollo del Chile que hoy conocemos, pues existe una necesaria mirada de futuro en la que cumplirá también un rol fundamental en la nación que necesitamos construir para los próximos 30 años.