El Carnicero: más de 100 años de historia

370

La cadena El Carnicero “Maestro en carnes” tiene a disposición de los consumidores ocho locales en formato mayorista que se encuentran en las comunas de Puente Alto, La Florida, Maipú, Estación Central, Santiago Centro, Rancagua, San Fernando y Valparaíso. Cada uno de ellos pone a disposición de sus clientes una gran variedad de cortes de carne de vacuno, cerdo y pollo, además de contar con principales productos de fiambrería, congelados, bebidas y lácteos.

Catherine Escobar, gerente comercial de El Carnicero, señala que “estos locales son una opción conveniente para quienes tienen pequeños negocios, restaurantes, casinos u otras empresas, ya que al comprar productos al por mayor, esto es, sobre 5 kilos por producto con pago en efectivo o transferencia, el ahorro puede llegar a ser hasta de $2.000 o más en algunos cortes. También son una opción muy atractiva para familias numerosas que busquen realizar una compra grande y que sea conveniente para su bolsillo. Además, es importante recordar que pueden comprar carne con anticipación, ya que contamos con variados cortes congelados y sellados al vacío”.

Estos ocho locales mayoristas son parte de las 15 sucursales (sumado al nuevo canal ecommerce, www.elcarnicero.cl) de esta cadena que también tiene presencia en la Región de Valparaíso y O’Higgins. “A fines de 2017 comenzamos con siete locales y en menos de tres años de vida hemos logrado doblar esa cifra. Nos hicimos conocidos como el “Mall de la Carne” en local detalle perteneciente a la comuna de Puente Alto, que junto a su local mayorista cuenta con más de 2.000 metros cuadrados”, comenta la profesional.

La experta añade que “ahora que estamos prontos a celebrar nuestro tercer aniversario, estamos felices de estar presentes en las comunas de Puente Alto, La Florida, Maipú, Estación Central, Santiago, Rancagua, San Fernando y Valparaíso, donde podemos entregar diariamente a nuestros clientes una gran variedad de productos a precios asequibles y con amplios espacios, todo esto gracias nuestro sello distintivo que es ser “Maestro en carnes”.

Un poco de historia

Esta empresa familiar ha estado ligada a la industria cárnica por más de 100 años, cuando la bisabuela de Rodolfo Escobar, actual dueño, trabajaba y comercializaba subproductos en ferias libres. Luego, su padre y abuelo se instalaron en el barrio Franklin con locales comerciales y años más tarde, siguiendo la tradición, Rodolfo quiso comenzar con su propio negocio en los años 80 con “Carnes Santa Ana”, que llegó a tener 28 locales en 1993. Posteriormente, en 1996 vende su participación y funda “Doña Carne”, reconocida red de carnicerías. Ahora, tiene un nuevo desafío con El Carnicero, llegar a convertirse en la cadena de carnes líder en ventas a nivel nacional, junto a sus 2 hijos mayores que se unieron a la empresa después de haber hecho carrera profesional afuera.

Se autodenominaron “El Carnicero, Maestro en carnes” debido a que sienten que les empodera en su trabajo, tanto como empresa como a cada uno de sus trabajadores, y que a la vez los posiciona como especialistas en carne. Con ella quieren resaltar su propia identidad, junto a la herencia y experiencia de todas las generaciones de carniceros que han logrado hacer perdurar este oficio hasta nuestros días.