“Esperamos que ayuden a fomentar la inversión y la creación de empleos en nuestra región”

142

Diputado Barros (UDI) celebra medidas en apoyo a las pymes. El parlamentario por el Distrito 16 valoró la aprobación del proyecto de ley que establece una serie de beneficios, entre ellos la reducción del impuesto de primera categoría del Régimen Pro Pyme y la contribución del 1% para las regiones donde se desarrollen grandes obras de inversión. 

El diputado por la Región de O’Higgins, José Ramón Barros (UDI), valoró la aprobación y el despacho del proyecto de ley que establece una serie de medidas tributarias en apoyo a las micros, pequeñas y medianas empresas, y que tienen como objetivo otorgarle mayor liquidez debido al complejo escenario que enfrentan producto de la pandemia.

En concreto, el parlamentario explicó que la futura ley contempla una reducción transitoria del impuesto de primera categoría para las empresas que están acogidas al Régimen Pro Pyme, pasando de un 25 a un 10% durante los años 2020, 2021 y 2022. Además, el proyecto aprobado esta semana permite que las empresas pertenecientes al mismo régimen puedan solicitar un reembolso del crédito fiscal del IVA acumulado hasta la fecha.

“Las micro, pequeñas y medianas empresas, que son el corazón de nuestro país, necesitaban de medidas de reactivación económica para salir adelante lo antes posible. La pandemia y las cuarentenas que se han decretado ha provocado que muchas de ellas no puedan operar de manera normal, por lo tanto era sumamente necesario despachar este proyecto justo ahora que estamos avanzando hacia una nueva normalidad”, destacó Barros.

En esa línea, el diputado UDI agregó que la ley también considera otras medidas como la extensión de tres meses del plazo para el pago del IVA de las pymes o la prórroga de la entrada en vigencia de la boleta electrónica. Sin embargo, uno de los puntos que más valoró el diputado por el Distrito 16 es la destinación de recursos fiscales para contribuir a las regiones con el 1% de los proyectos de inversión que se sometan al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) hasta 2021, y que inicien sus obras en un plazo no superior a los tres años desde obtenida la aprobación medioambiental.

“Esperamos que estas medidas sirvan para fomentar la inversión y la creación de empleos en el país, y en especial en nuestra región. La contribución del 1% de los grandes proyectos va a incentivar la realización de nuevas obras en regiones, lo que esperamos que se traduzcan en miles y miles de puestos de trabajo. Esta es la única forma que tenemos para recuperar la economía del país y que los efectos de esta pandemia sólo sean transitorios y no permanentes”, sostuvo Barros.