Autoridades locales de Antofagasta criticaron la continuidad de las labores mineras en la zona, mientras desde la cuprífera indicaron que tienen la convicción de que las medidas que han adoptado para evitar la propagación del coronavirus han sido efectivas.

Por Avelino Martínez

Más de 3.200 casos confirmados de coronavirus entre trabajadores propios y contratistas de Codelco. De ellos, el 60% presta funciones en las divisiones El Teniente, en la Región de O’Higgins y Chuquicamata, en Antofagasta.

Más de 2.400 infectados se han recuperado, sin embargo, más de 620 siguen activos mientras 37 personas aún permanecen hospitalizadas.

Hasta ahora, nueve trabajadores de Codelco han perdido la vida a causa del COVID-19.

Estas fueron parte de las cifras, actualizadas al 10 de julio, que la Corporación Nacional del Cobre entregó este lunes 13 en la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados, generando que los parlamentarios cuestionaran las medidas tomadas por la cuprífera para garantizar la continuidad de las sus operaciones en tiempos de pandemia, pero resguardando la salud de sus empleados.

Para el senador Guido Girardi, estos números darían cuenta de que los protocolos de prevención implementados por Codelco frente a la crisis sanitaria “no han funcionado adecuadamente.

Primero, no se está aislando al 100% de las personas que tienen síntomas, que son COVID positivo, en recintos sanitarios. Tampoco está funcionando la trazabilidad de los contactos, además, lamentablemente Codelco ha colaborado en la difusión del virus en otras zonas como Calama, hasta donde cerca de 40 mil trabajadores han llegado de otras zonas contaminadas”, especificó el parlamentario que integra la Comisión de Minería del Senado.

Al respecto, el alcalde de Calama, Daniel Agusto, comuna con más de 700 casos confirmados, indicó que “jamás se deben anteponer intereses económicos o productivos por sobre la vida de los trabajadores“, por lo mismo, señala que han exigido medidas drásticas, entre estas “solicitar constantemente bajar al mínimo la dotación de trabajadores que están en las faenas del distrito norte de Codelco y de las otras mineras y junto con esto, que reduzcan la movilidad de estos trabajadores que entran y que ingresan en vuelos chárter a la ciudad y que transitan en buses“.

Estos desplazamientos son considerados un peligroso foco de contagio para la comuna que preside, donde, según advierte, una de cada dos personas que son testeadas da positivo.

En la misma línea, la alcaldesa Karen Rojo asegura que en Antofagasta están viviendo un desastre sanitario básicamente porque “desde que comenzó la pandemia no se han escuchado las propuestas a nivel local” lo que, según la autoridad comunal, ha generado un escenario que hoy tiene a la región con 232 personas fallecidas.

Rojo precisó que, entre marzo y abril, advirtió públicamente que “era importante que se aplique también cuarentena al ámbito de la minería” a nivel regional ya que la autoridad comunal consideraba que era injusto pedirle a la ciudadanía que se quedara en la casa cuando en paralelo existiría un tránsito aéreo y terrestre de trabajadores elevado, flujo que, además, se lamenta, “no ha ido disminuyendo. Uno puede ir a los puntos donde los buses recogen a los mineros y sigue exactamente igual y me preocupa porque la propia Seremi de Salud manifestó que casi un 50% de los casos activos que tiene esta región está asociado a trabajadores de la minería“.

En respuesta, el 29 de junio la minera más grande de Sudamérica informó que dejaría de utilizar el Aeropuerto del Loa para contribuir a su descongestión y evitar también la propagación del virus durante la crisis sanitaria en la Región de Antofagasta. Por otro lado, en la zona central Codelco modificó la jornada de trabajo en faenas como El Teniente. A fines de junio se decidió implementar la modalidad de 14 días de labores presenciales y 14 de cuarentena en los hogares.

Medidas que Jorge Olguín, secretario general de la agrupación de sindicatos que integran quienes laboran en esta división, cree que van en el camino correcto. En todo caso, advierte que aún falta mucho por hacer ya que asegura que “de las 66 medidas que como trabajadores hemos propuesto, cerca del 70% han sido implementadas por la empresa”. Explica que entre las últimas políticas adoptadas está la decisión de realizar “un testeo de los posibles contagiados en las casas de nuestros trabajadores” para así evitar la propagación del COVID19 entre los contactos estrechos de los mineros.

Consultado sobre este escenario, el vicepresidente de Asuntos Corporativos y de Sustentabilidad de Codelco, Renato Fernández, respondió a CNN Chile que han implementado una serie medidas sanitarias que se han definido de la mano con la Unidad de Infectología de la Universidad Católica y que asegura “tienen la convicción de que han sido efectivas”.

El ejecutivo agregó que la estrategia de Codelco de instalar equipos PCR en las distintas divisiones en que operan ha significado que “el nivel de testeo que nosotros hagamos sea cinco veces mayor que el testeo que hace Chile“. Puntualizó que han detectado que sólo el 5% de los contagios se habrían producido al interior de sus centros de trabajo.

Al contactar a la Seremi de Salud de la región nos indicaron que nos comunicáramos con la Seremi de Minería, quienes estaban a cargo del tema, sin embargo, al cierre de esta nota, no recibimos respuestas a nuestra solicitud, que buscaba conocer su mirada respecto al escenario sanitario que enfrenta Codelco y el fallecimiento de nueve de sus trabajadores.

Además de las declaraciones del senador Guido Girardi, el parlamentario Álvaro Elizalde indicó que “desde la Comisión de Minería estamos requiriendo la información de las decisiones que está tomando Codelco para garantizar la salud en el desarrollo de sus faenas“.

El senador por la Región de Antofagasta, Pedro Araya, también manifestó que si las medidas adoptadas para evitar la propagación del virus entre los trabajadores no resultan, “lo más prudente es que la empresa vaya paralizando paulatinamente sus funciones o bien que trabaje con dotación mínima”.