Mastercard y Clínica INDISA dan consejos para higienizar adecuadamente las tarjetas durante la pandemia

190

Limpiarlas antes y después de su uso ayuda a las personas en la protección contra el coronavirus. Las tarjetas tienen chips hechos con materiales oxidables, por lo que no se recomienda la humedad ni los productos químicos, que pueden dañar su funcionamiento.

Debido a que el coronavirus tiene un alto riesgo de contaminación, es necesario desinfectarse bien las manos, celulares y tarjetas antes y después de realizar una compra. Según un estudio de The New England Journal of Medicine, las partículas de COVID-19 pueden permanecer en algunas superficies por hasta tres días, por lo que es necesario limpiar los objetos utilizados.

Para higienizar adecuadamente las tarjetas, Mastercard recomienda humedecer ligeramente un paño suave, preferiblemente de algodón, con agua y un poco de jabón, detergente neutro o alcohol gel, y limpiar las áreas de plástico, teniendo cuidado de no humedecer el chip o el lector magnético. Las tarjetas tienen chips hechos con materiales oxidables, por lo que no se recomienda la humedad (lavado bajo llave) ni los productos químicos, que pueden dañar su funcionamiento.

El doctor Víctor Aliste, médico broncopulmonar de Clínica INDISA, detalla que “para evitar la propagación del coronavirus estamos haciendo mucho hincapié en los hábitos que, de alguna manera, puedan permitir la transmisión de este germen de una persona a otra. Para eso es fundamental mantener limpios nuestros utensilios de uso habitual, como el celular, las tarjetas de débito y crédito. Es muy importante limpiarlas periódicamente con alcohol, al menos, dos veces por día, dependiendo del uso y la manipulación de estas”.

Celulares

La pandemia del COVID-19 ha cambiado la vida de los consumidores y ha creado hábitos de higiene más estrictos, y esto se aplica a las compras en supermercados, pedidos a domicilio e incluso respecto a los teléfonos celulares, los cuales también pueden ser usados como medio de pago.

Los teléfonos celulares pueden ser otra forma de contaminación y, aunque la limpieza de ellos sea un hábito anterior a la pandemia para muchos consumidores, es necesario redoblar la atención con su higiene. Se recomienda limpiar el teléfono cada vez que se vuelve a casa usando alcohol al 70% (etanol o alcohol isopropílico, que es más específico para dispositivos electrónicos). Para esto, se debe humedecer una parte de una toalla de papel o un trapo suave con un poco de alcohol y limpiar todo el dispositivo, incluida la pantalla y el protector, evitando el contacto con conectores de carga y auriculares. Durante la limpieza, los fabricantes también recomiendan que el equipo esté apagado.

Pago sin contacto

El pago por acercamiento también es una alternativa rápida y segura para reducir el contacto físico durante las compras, ya que no se requiere una contraseña para transacciones de hasta $12.000 pesos. Este método de pago evita que el titular de la tarjeta toque superficies potencialmente contaminadas.

Una encuesta reciente de Mastercard ha mostrado que la transformación social impuesta por la pandemia del COVID-19 ha acelerado la adopción de pagos por acercamiento por parte de los consumidores. Según cifras de Mastercard, el 78% de los consumidores en Latinoamérica indicaron que continuarán usando los pagos sin contacto incluso después de que termine la pandemia, cifra aún mayor en los menores de 35 años, segmento en el que llegó a 82%.

Además, el uso de billeteras digitales para realizar pagos brinda seguridad, evita el uso de dinero en efectivo y el contacto con superficies que pueden estar infectadas.

Independientemente del método de pago elegido por el consumidor, es importante realizar siempre la higienización correcta de manos, de acuerdo a las recomendaciones y medidas preventivas de la OMS.