Este martes se inició la distribución territorial.

El día después que el Presidente Sebastián Piñera anunció en cadena nacional, que el gobierno repartiría dos millones 500 mil canastas familiares en todo el país, surgieron de inmediato las dudas acerca de los proveedores elegidos para adquirir los productos. En ese sentido, el alcalde de Graneros, Claudio Segovia expresó que, “todo debe ser comprado en el comercio local de cada comuna, así dejamos de beneficiar a los grandes empresarios de siempre y reactivamos a las pymes que se han visto perjudicadas, tanto en el estallido social como en esta emergencia sanitaria”.

La voz del edil se escuchó entre las autoridades políticas y el acierto se consolidó para llevar a cabo la iniciativa que va en apoyo de las familias granerinas. “Nos reunimos con los comerciantes y les explicamos la idea. En pocos días ya teníamos las cotizaciones para que el Gobierno Regional comenzara a generar las órdenes de compra. En el proceso jugó un rol muy importante el SEREMI del Trabajo, Federico Iglesias, quien siempre se mostró muy colaborativo”, dijo Segovia.

1365 CAJAS DE MERCADERÍA

A contar de este martes 9 de junio, se inició en Graneros, la distribución territorial de las canastas familiares. En simbólica y breve ceremonia, encabezada por el jefe comunal y el Gobernador de la Provincia de Cachapoal, Felipe Uribe, se subrayó que esta ayuda, “es un paliativo menor frente a la gran crisis que vive la ciudadanía. Claramente no alcanza y como municipio ya inyectamos otra cantidad de cajas (2.800) para aquellas familias que están fuera de los marcos que impone el gobierno. Nos encantaría que el respaldo estatal fuera mayor pero igual se agradece”, relató Claudio Segovia.

En total el Gobierno Regional traspasó 1365 canastas familiares, por un valor aproximado a 47 millones de pesos.