Durante la jornada de este viernes comenzó a funcionar en la provincia de Cachapoal la primera “Residencia Sanitaria” de O’Higgins a cargo del Servicio de Salud, con capacidad para 44 usuarios, que tiene por objetivo contribuir al control de curva de contagio de la pandemia de COVID-19.

En este recinto podrán realizar cuarentenas efectivas personas con exámenes PCR positivo, que no pueden realizar aislamiento en su hogar de forma adecuada, pero también aquellos que no cumplen con la instrucción de cuarentena, casos sospechosos y, personas derivadas desde las Aduanas Sanitarias o controles en los cordones sanitarios.

“Esta es la primera residencia sanitaria que tenemos en la provincia, las primeras 44 de 150 camas que me ha pedido el Ministerio de Salud que tengamos dentro de los próximos 10 días”, explicó el director (s) del Servicio de Salud O’Higgins (SSO), Dr. Fernando Millard.

En relación a las características de las personas que accederán a las residencias sanitarias, el Dr. Millard aclaró que “son personas relativamente sanas, autovalentes, sin enfermedades mentales, sin úlceras. Pueden tener hipertensión, diabetes o todo tipo de enfermedades crónicas no transmisibles. Son personas que van a permanecer las 24 horas del día dentro de su habitación” y en cuanto a las instalaciones describió que “cuentan con baño completo, wifi, televisión y si la comunidad quiere regalar libros, bienvenidos serán, porque queremos que la gente esté en las mejores condiciones, porque no deja de ser complicado estar en una habitación tantas horas, pero es la única manera que tenemos de ir disminuyendo los contagios”.

Sobre ello, la residencia sanitaria recibirá el próximo lunes la primera donación de libros. Se trata de 100 ejemplares reunidos por funcionarios del Servicio de Salud a través de una campaña a cargo del Subdepartamento de Satisfacción Usuaria. Además, se dotarán de libros a las futuras residencias que se abran en la región.

Consultado por residencia para funcionarios, la autoridad indicó que en ésta como en las otras residencias que se abrirán, estaremos listos para recibir a los funcionarios de salud que lo requieran, “porque debemos velar también por la salud de nuestros funcionarios que han estado trabajando en la primera línea desde que comenzó la pandemia”.

Respecto de la natural inquietud que han presentado las comunidades frente a la instalación de residencias sanitarias en su entorno, el Dr. Millard fue enfático en expresar que “hemos exigido todas las autorizaciones requeridas y aquí se cumplen todas, y tenemos contratos firmados vigentes. En esta circunstancia tenemos que ser solidarios y entender que esto no contamina a nadie que tome los resguardos de distancia y los elementos de protección personal, no se corre ningún peligro y la comunidad debe estar tranquila”.

Añadió que “hay una reunión programada de la subdirectora médica del Servicio de Salud, Dra. Alejandra Reyes, que va a venir a explicar las cosas a la comunidad para que estén todos más tranquilos”, concluyó.

Cabe destacar que la residencia sanitaria contará con un equipo clínico encabezado por la enfermera Victoria Castillo, para quien “es un desafío importante”, y expresó además que “estamos con hartas ganas de ayudar, estamos bien y estamos tratando de llevar esto lo mejor posible, sabemos que no es fácil porque cursar una enfermedad contagiosa crea un estigma y vivimos en una sociedad en la que todavía no sabemos mucho de este virus, pero es algo que vamos a ir superando con educación».

Primera Línea y Equipamiento

Vale recordar que a raíz del aumento súbito de casos registrados y de países afectados por COVID-19 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la situación como una pandemia el 10 de marzo, y en ese contexto se dio inicio a la fase 4 en esta acción sanitaria. En nuestro país se han desarrollado una serie de medidas, dentro de las cuales se enmarcan las “Residencias Sanitarias”, que cuentan con un importante y comprometido equipo de recurso humano de la llamada primera línea:

●Estos lugares cuentan con habitaciones de uso individual para los usuarios y con baño de uso exclusivo.

●Disponibilidad de apoyo de salud 24 horas por Técnico de Enfermería de Nivel Superior (TENS), que realizará 2 controles diarios de temperatura, frecuencia respiratoria, pulso y presión arterial, saturación de oxígeno y hemoglucotest. Además de evaluar el estado general de los usuarios. El registro se realizará en hoja de control diario, incorporando en la ficha personal del usuario.

●Profesional (Enfermera o Kinesiólogo) del Servicio de Salud, con asistencia diaria a la “Residencia Sanitaria”, para supervisión del estado de salud de los usuarios, evaluación de ingreso y egreso del recinto y supervisión de las condiciones del establecimiento.

●Disponibilidad de teléfono para coordinación y comunicación con el centro asistencial base designado por el Servicio de Salud, para residencia sanitaria en caso de ser requerido.

●Adicionalmente se debe velar por la seguridad interna del establecimiento, considerando que será obligatorio cumplir con el tiempo de cuarentena indicado por la autoridad sanitaria.

●Los residentes deben permanecer en la habitación. Sólo el personal sanitario puede disponer la salida.

●La persona aislada no podrá recibir visitas durante el período de permanencia.