Se aproxima un nuevo fin de semana largo y el parlamentario solicitó a las autoridades sanitarias “no cometer los mismos errores de semana santa y cerrar el ingreso a la región para turistas y visitantes”. 

Un nuevo llamado a cerrar los ingresos a la región de O’Higgins, realizó el diputado por el distrito 15 y jefe de bancada del PPD, Raúl Soto, ad portas de iniciar un nuevo fin de semana largo, solicitó a las autoridades tomar medidas sanitarias mucho más drásticas para “no repetir el panorama de los días festivos de semana santa”. 

Tras el balance regional, este domingo 26 de abril ya son 89 personas confirmadas con Covid-19 y según lo explicó el parlamentario, “durante la última semana hemos visto un aumento explosivo de casos como el pasado jueves 23 de abril, donde se confirman 17 personas contagiadas de Coronavirus, muchos de los cuáles según la información de las autoridades regionales, no tienen trazabilidad”. Asimismo, agregó que a las 18 comunas confirmadas con casos de Covid-19 “sumamos la lamentable muerte de un joven de tan solo 26 años, que no tenía ninguna enfermedad preexistente, lo que nos hace estar mucho alerta ante los riesgos que un fin de semana largo nos puede ocasionar”. 

El diputado, sostuvo que es momento de ser “firme y adelantarse a esta situación para luego no llorar sobre la leche derramada”, además, agregó que “no podemos dejar espacio a que las personas irresponsables que no respetan el llamado a quedarse en casa viajen hacia la región de O’Higgins y eso sólo se puede realizar con el cierre de los ingresos para quienes no tengan residencia en la zona, no importa si son familiares o amigos, no podemos flexibilizar las medidas ni tomar esto a la ligera”. 

Cabe señalar que durante el último fin de semana largo, el total de vehículos devueltos fue de 880, por lo que Soto comentó que “esta vez debemos tomar medidas más tajantes para no ver imágenes como las de semana santa, con carreteras llenas de irresponsables que pueden generar una importación masiva de coronavirus a nuestra región, la cual sigue siendo la cuarta en el país con menos casos, en medio de Santiago y el Maule  y no podemos arriesgarnos a que eso cambie arriesgando la vida y la salud de las personas que viven aquí”.