El diputado por el distrito 15 de la región de O’Higgins y jefe de bancada del PPD, Raúl Soto, ingresó un proyecto de ley que tiene por objetivo proteger al personal de salud -perteneciente a instituciones públicas o privadas- que pudieran ser sujeto de discriminaciones arbitrarias durante episodios de crisis sanitarias, como la pandemia del Covid-19.  

Al respecto, el parlamentario explicó que el proyecto busca “incluir en la Ley Contra la Discriminación, conocida como Ley Zamudio, una protección para los funcionarios de salud, que se aplicaría en una situación de crisis sanitaria. Así, mediante esta iniciativa, el tribunal podrá aumentar al doble las sanciones contempladas en la ley, y en caso de reincidencia se aplicará al triple. Es decir, las sanciones podrían ir desde los 500 mil a los 5 millones de pesos”. 

“Tenemos que resguardar al personal de salud, quienes han redoblado sus esfuerzos para hacer frente a la mayor crisis sanitaria de las últimas décadas, por lo que es sumamente importante establecer un marco legal que les otorgue tranquilidad durante el ejercicio de sus funciones, y también en su esfera privada”. 

Soto, calificó como “indispensable” este tipo de iniciativas, tras las múltiples denuncias de funcionarios de salud que han acusado discriminaciones en edificios, supermercados, entre otros, “lo que nos llama a establecer un estatuto jurídico especial de protección a médicos, médicas, enfermeras, enfermeros, paramédicos, paramédicas, técnicos y técnicas a lo largo del país, en señal de respaldo a la gran labor que están realizando”.