La decisión estuvo a cargo de la Seremi de Salud O’Higgins en atención al incumplimiento de la normativa de olores, ruidos y seguridad industrial. Para el diputado Juan Luis Castro, denunciante en la causa, “hoy se ha hecho justicia con el medio ambiente y con los vecinos de Villa Triana”.

En octubre de 2019 vecinos de Villa Triana de Rancagua, en compañía del parlamentario por O’Higgins y miembro de la Comisión de Salud de la Cámara, Juan Luis Castro, se reunieron con diversas autoridades regionales para entregar los antecedentes que acreditarían el funcionamiento irregular de un crematorio de mascotas en ese sector de la ciudad. En ese mismo sentido, fue durante la mañana de este jueves que un equipo fiscalizador de la Seremi de Salud  de O’Higgins, procedió cerrar el lugar y a prohibir su funcionamiento.

El incumplimiento al Decreto 144, así como a otras resoluciones relativas a la emisión de olores, ruidos y seguridad industrial, habrían gatillado la medida.

En este escenario, el diputado Juan Luis Castro, quien apadrina la causa, dijo que “me alegro que finalmente la Seremi de Salud haya acogido los planteamientos que hicimos presente hace largos meses atrás y en todas las instancias, junto a los vecinos de Villa Triana, respecto a las irregularidades que estaba presentando este crematorio”.

“Hoy se ha hecho justicia con el medio ambiente y con los vecinos del sector, ya que se ha dispuesto la clausura del crematorio de mascotas que estaba funcionando, a nuestro juicio, de manera impropia durante muchos meses en ese sector”, dijo Castro.

Según el Parlamentario, esta es una “actividad de reciente aparición en nuestro país, que tiene un claro interés comercial, pero que lamentablemente no ha logrado insertarse en las normas sanitarias y medioambientales requeridas para el buen uso de las instalaciones”.

“Desgraciadamente trabajan un proceso de incineración o cremación con animales fallecidos que debe estar muy bien regulado para evitar, precisamente, las irregularidades que se cometieron en este caso y que motivaron la clausura”, afirmó el Legislador.

Por su parte Fresia Abarca, vecina de Villa Triana y denunciante en la causa, dijo sentirse conforme con la decisión adoptada por la autoridad sanitaria, detallando que “ha sido una buena noticia en términos de que la autoridad nos está escuchando y que se va a paralizar, al menos algunos días, el funcionamiento del crematorio”.

“Ojalá que la autoridad recapacite y vea que esto aquí no puede estar. Con este crematorio no solo hay daños a la salud, sino que también los hay al patrimonio de cada vecino”, dijo para concluir Fresia Abarca.