La iniciativa “Activos por una agricultura sustentable” está en etapa de votación popular y hasta el 10 de enero se puede entregar el apoyo virtual en la web www.transformarparaimpactar.cl

Por segundo año consecutivo, Santo Tomás realiza el Concurso de Innovación Social que invita a la comunidad a presentar proyectos que vayan en beneficio de los adultos mayores. Cinco estudiantes de Ingeniería Agrícola de Rancagua, apoyados por el docente Wilson Espinoza, postularon con la idea “Activos por una agricultura sustentable”.

El académico explica que los estudiantes serán monitores de los adultos mayores en talleres enfocados en el cuidado del medio ambiente, el aprovechamiento de los recursos naturales, el cultivo de plantas medicinales y comestibles y la elaboración de alimentos artesanales sanos que le permitan mejorar su calidad de vida: “La idea es que ellos vuelvan a ser estudiantes, pero que también puedan compartir sus propias experiencias con los monitores, es un aprendizaje para ambas partes”, señala.

Magdalena Vilches es una de las estudiantes que forma parte del proyecto y está por comenzar su segundo año de Ingeniería Agrícola en Santo Tomás Rancagua. Cuenta que para postular el proyecto pensaron en las demandas de los adultos mayores: “Son la generación que más necesita acercarse a aprender nuevas técnicas, no encontramos mejores personas que la tercera edad, ellos tuvieron una crianza más campestre y tienen conocimientos del área, nosotros podemos enseñarles lo técnico que sabemos”.

Los estudiantes visitaron el Club de Adulto Mayor “Esperanza de un nuevo amanecer”, con quienes esperan concretar el proyecto si logra llegar a la final del Concurso de Innovación Social: “Les encantó la idea y nos contaron que para ellos es importante aprender a hacer huertos ecológicos, porque hoy todo está con tanto químico, y eso podría ayudarlos a mejorar su salud”, cuenta Magdalena.

Las votaciones están abiertas hasta el 10 de enero en la página web www.transformarparaimpactar.cl donde se puede entregar el apoyo virtual que el proyecto “Activos por una agricultura sustentable” necesita para ser una realidad en Rancagua.