Ad portas al inicio del 2020, la noche de este martes se puso término al paro de actividades que desde hace 45 días emprendió el sindicato de trabajadores de parquímetros de San Fernando, en demanda por mejoras laborales.

Así quedó establecido en el Protocolo de Acuerdo suscrito entre Marcela Cabaña por la Empresa de Estacionamientos MyR; Javier Guerra y Andrés Zárate, en representación de los huelguistas; Franco Hormazabal (Alcalde subrogante), en su condición de mediador; y el Alcalde Luis Berwart Araya, en calidad de garante del proceso.

De esta forma, los miembros del sindicato se reintegrarán a sus funciones habituales en las calles de la capital de Colchagua a contar del próximo jueves 2 de enero.

El secretario del sindicato MyR, Andrés Zárate, agradeció a la gente de San Fernando por el apoyo que “nos dieron diariamente y a todas las entidades de la ciudad que nos respaldaron en esta buena causa”.

De igual modo el dirigente expresó su agradecimiento al Alcalde Luis Berwart, aduciendo que “sin su gestión no habríamos podido llegar a un acuerdo entre las partes involucradas”.

En similares términos el presidente de los parquimetreros, Javier Guerra, dijo que “estamos felices del término de este proceso que duró casi 46 días, con cinco días de huelga de hambre; que gracias a Dios terminó bien y llegamos a consenso con la empresa; llegamos a un acuerdo en que tuvo mucha participación la Municipalidad y la buena voluntad de la empresa para llegar a este acuerdo que era lo que necesitábamos como trabajadores del Sindicato MyR de parquímetros acá en San Fernando”.

Por su parte el Alcalde (s) Franco Hormazabal expresó su satisfacción por lo acordado esta noche en la mesa de negociación que se desarrolló durante todo el día, en que “pudimos dialogar con la empresa y los trabajadores, llegando a un entendimiento, y a buen puerto ad portas del término del 2019 y el inicio del 2020”.

Explicó que entre los puntos consensuados se considera: Establecer una mesa de trabajo a contar del 8 de enero a fin de analizar y proyectar acuerdos entre la compañía y los operarios en lo relativo a requerimientos que puedan pretender cada una de las partes.

Por su parte MyR se comprometió a otorgar un fuero laboral de seis meses corridos, a contar de la suscripción del protocolo a los trabajadores, que se revisará cada dos meses, renovables por el mismo periodo; y un bono de término de conflicto pagadero en tres cuotas mensuales sucesivas a contar de enero de 2020.

El concejal Andrés Jorquera agradeció a la empresa por ceder y a la Municipalidad por propiciar esta instancia de entendimiento. “Lo importantes es sacar adelante los problemas” y dijo confiar en que situaciones de este tipo no vuelvan a ocurrir.