El hecho, captado por un fotógrafo en Concepción, también fue abordado por la Contraloría que advirtió que el uniforme debe indicar rango y nombre del policía.

A través de redes sociales, Contraloría recibió imágenes de supuestos funcionarios de Carabineros de Concepción que estarían utilizando apodos en vez de sus nombres reales en sus uniformes en medio de manifestaciones, lo que, desde el organismo contralor, calificaron como algo que «no corresponde».

«Destroyer» o «Raptor», son parte de los seudónimos que algunos uniformados llevan en sus solapas, según las imágenes capturadas por el fotógrafo Diego Ibacache, quien denunció la situación a través de su cuenta de Twitter, solicitando una respuesta de Contraloría.

Y así fue. El organismo liderado por Jorge Bermúdez expuso por medio de la misma red social que «la identificación del uniformado y su rango debe indicar su nombre y no apodos. Claramente esto no corresponde», sostuvo el texto, añadiendo que dentro de la jornada informarán las acciones que se tomarán.

Más tarde, el teniente coronel de Carabineros Carlos Jara, se refirió a la situación y sostuvo que «primero vamos a indagar (si las imágenes) son verdaderas y luego establecer si existen responsabilidades en este caso. Lo anterior, agregó, «ya que es importante señalar que todo el uniforme está reglamentado en la normativa institucional».

«De detectarse alguna situación que no corresponda, es indagada para determinar responsabilidades y sancionar según corresponda. Junto a lo anterior, Carabineros está permanentemente reforzando los controles internos respecto de su uso», concluyó Jara.