En el marco de la votación del presupuesto de Trabajo, el diputado Raúl Soto votó a favor de la indicación que mejora en un 50% las pensiones en la ley de presupuesto  

En el contexto de la votación de este viernes de la ley de presupuesto y por 125 votos a favor, fue aprobada la indicación que aumenta en un 50% la Pensión Básica Solidaria y el Pilar Básico Solidario, que a juicio de Soto es una respuesta al “insuficiente” 20% que plantea la actual propuesta del Gobierno.   

Según lo explicó el diputado por el distrito 15, la crisis social y el acuerdo firmado la madrugada del viernes “no significa que se vaya a restituir automáticamente la paz social en nuestro país, porque lo que la gente nos pide en nuestras comunas, en la región de O’Higgins y a lo largo de todo el país, es que este Gobierno entienda que hay demandas sociales que son urgentes, entre ellas, las pensiones de nuestros adultos mayores”.   

Es por eso, que el día jueves ya se adelantaba la aprobación de esta indicación, a través de una carta entregada al Ministro de Hacienda, que planteaba la necesidad de “hacer los esfuerzos necesarios para decirle al país que nunca más una o un jubilado recibirá una pensión que lo deje bajo la línea de la pobreza. Esto implicaría un aumento de un 50% del monto de la pensión básica solidaria, y una extensión del beneficio para que sea universal”, según lo indica la misiva.  

Asimismo, Soto exigió al Gobierno mejorar la propuesta que considera “total y absolutamente insuficientes y lo único que hacen es profundizar y perpetuar la miseria y la pobreza, para nuestros jubilados y para los trabajadores y trabajadoras del país” y recordó la votación del proyecto de pensiones, cuando en la misma sala de la Cámara de Diputados votó en contra de la iniciativa y le dijo al Gobierno «que el 10% del reajuste de la pensión básica solidaria, el billete de 10 lucas que les mostré aquí en la cara eran total y absolutamente insuficiente y finalmente  el tiempo nos dio la razón”.  

“Ahora, después de un mes de movilizaciones, donde la gente sale a exigir nada más que dignidad, viene el Gobierno y ¿qué nos ofrece?, nos dobla la apuesta, un 20%. Veinte mil pesos y un poco más que el Gobierno les ofrece a los jubilados y a los más pobres del país”.  

Finalmente emplazó al Ejecutivo y a todos quienes “pueden construir concretamente para que, de una vez por todas ningún jubilado en nuestro país, esté por debajo de la línea de la pobreza”.