De un total de 519 detenciones que ha realizado Carabineros a propósito de la contingencia, 73 fueron declaradas ilegales a solicitud de los defensores, quienes además han estado visitando las comisarías para fiscalizar el buen trato a los imputados.

El fin de semana del 19 y 20 de octubre la región de O’Higgins se unió a las manifestaciones iniciadas el viernes en Santiago. Marchas, actos culturales y cacerolazos hablaban del descontento social, sin embargo, por otro lado, personas cometían actos vandálicos que no se condicen con la solicitud popular.

Solo durante ese fin de semana se registraron 229 detenidos, cifra muy por sobre el promedio normal, donde en la región se presentan cerca de 35 personas en los Tribunales de Garantía. No obstante, el 17 por ciento de las detenciones fueron declaradas ilegales, vale decir, no se respetó el protocolo legal o bien, el magistrado consideró que los delitos imputados, no estaban suficientemente acreditados

Del domingo a la fecha (martes 29), la Defensoria de O’Higgins ha atendido a 519 personas vinculadas a desórdenes, de las cuales solo 1 han quedado en prisión preventiva y otras 73 han sido liberadas tras declararse ilegal su detención. Por otro lado, es destacable lo ocurrido en los tribunales de Rengo, donde todas las detenciones de los primeros días fueron declaradas ilegales, o lo vivido el lunes 21 en San Vicente, donde debieron enfrentar 59 controles de detención, cifra 10 veces mayor al número normal de audiencias.

Estatuto de detención

Según explicó el Defensor Regional, Claudio Aspe, el procedimiento es el mismo para todas las personas y está definido en el código procesal penal. Una vez que la persona es sorprendida en flagrancia, se procede a detenerlo, se debe dar lectura a sus derechos, se deben constatar lesiones ante un organismo de salud y luego debe ser puesto a disposición del tribunal de garantía pertinente – antes de 24 horas – para que el juez pueda verificar las circunstancias de la detención.

Sin embargo, observadores de derechos humanos y defensores penales públicos que han estado en terreno han advertido que este procedimiento no siempre se cumple, por lo que en muchos casos la detención ha sido declarada ilegal.  Según el defensor regional, “estas situaciones demuestran la importancia de la labor que tenemos como defensores, que ante estas protestas nos transformamos además en garantes de derechos, quedando en nuestras manos el exigir que se respete el estatuto de la detención, destacando a este respecto el trabajo de todos el equipo de la Defensoría de O’Higgins que ha sabido estar a la altura y ha sacrificado su tiempo por esta noble labor”.