El director de la PDI, Héctor Espinoza, habita una lujosa mansión de 5.000 m2 en Las Condes, cuyo arriendo y mantención son pagados por el fisco, que además solventó las modificaciones realizadas antes en el inmueble para recibirlo, como -por ejemplo- mejoras en la cancha de tenis y el jacuzzi, según reveló un reportaje de The Clinic.

(Fuente TheClinic.cl).- Esto, luego de un contrato celebrando el 1 de mayo donde la Fach le cedió a la PDI por cinco años un inmueble de propiedad fiscal para que sea “destinada por el arrendatario exclusivamente para uso habitacional, y ser utilizada por el señor Director General de la PDI, en su calidad de máxima autoridad de esa Institución a Nivel Nacional”.

De acuerdo a información del Servicio Impuestos Internos (SII), la vivienda está avaluada en más de mil millones de pesos: $1.794.825.695.

Así, la mensualidad que debe pagar la PDI por arriendo de vivienda para su director, con dineros fiscales, es de 130 UF, equivalente a $3.596.680 al momento de la firma.

Por su cargo, Espinoza recibe mensualmente la suma de $4.298.536 líquidos.

Este contrato establece que los gatos deberán ser pagados por la PDI, tales como “luz, agua potable, extracción de basura, gas, teléfono, derechos municipales y cualquier otro pago que pudiere corresponderle”.

Asimismo, el escrito remarca que será la PDI quien “deberá cuidar, regar y mantener el jardín; y en general, deberá conservar la propiedad dada en arrendamiento en perfecto estado de aseo y conservación, siendo de su cargo los gastos que se deriven de esta obligación”.

Antes de la llegada de Espinoza la Fach realizó una serie de licitaciones para “mejorar” los espacios tanto interiores como exteriores de la mansión.

En una licitación del 8 de marzo, adjudicado por Jorge Vásquez Salazar por un monto de $8.453.177 se detallaron los trabajos a realizar en la cancha de tenis, a fin de arreglar su reja perimetral y “dejar el piso lo más parejo posible”; además de arreglos a la piscina y en la sala de eventos.

Para el interior hubo otra licitación, en abril, un mes antes de la llegada de Espinoza.

Ésta fue adjudicada por la sociedad Comercializadora San José, por un total de $26.919.199. para mejoras “principalmente (de) pinturas, limpieza de alfombras, mantención de mobiliario adosado, provisión e instalación de cortinas, accesorios en baños” y “mantención de artefactos sanitarios”.

Estos trabajos también contemplaron el “retiro de los artefactos sanitarios existentes” y el reemplazo por un “bidet tipo Venecia de Fanaloza o superior en calidad, de loza blanca procedencia nacional, (que) debe incluir grifería y descarga”, y por un “WC tipo One Piece modelo Málaga de Fanaloza o superior en calidad”.

También se pidió la “mantención preventiva del jacuzzi, grifería, bomba de recirculación y puesta en marcha”.

The Clinic consultó a la PDI por los costos del inmueble ocupado por Espinoza, desde donde respondieron que “se arrendó porque posee características especiales de seguridad, determinadas en función de un estudio que se realizó al respecto y que son requeridas dadas las medidas que en dicho sentido deben existir en torno a una persona de la exposición que tiene el Director de la PDI”.

“La institución no cuenta con inmuebles fiscales que reúnan tales condiciones, y por ello se arrienda este, que es de cargo del presupuesto institucional. Sin embargo, es necesario aclarar que esta casa no es propiedad de la institución y que posee un canon de arriendo mensual inferior al promedio de mercado para el sector”, agregaron.