El parlamentario anunció que realizará distintas acciones para frenar el grave problema que enfrentan 13 estudiantes de enfermería, quienes no están siendo reconocidas como alumnas regulares, además de invalidar sus años de estudio en la carrera técnica.

13 estudiantes y familias del colegio Sixto Méndez de la comuna de Graneros, se reunieron con el diputado por el distrito 15, Raúl Soto, para dar a conocer la “grave” situación que enfrentan por la carrera técnica de enfermería, la cual fue incluida hace algún tiempo en la institución y hasta la fecha, no tienen un reconocimiento legitimo del curso, ni de las niñas como alumnas regulares, situación que les ha traído diversos problemas, como la perdida de becas y beneficios económicos, además de impedirles la inscripción para rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

El diputado Soto, anunció su completo respaldo a estas 13 estudiantes y confirmó que durante esta semana oficiará a la Ministra de Educación y al Seremi de Educación de la región de O’Higgins, además de solicitar una reunión con el Subsecretario de Educación lo antes posible, para enfrentar de forma rápida este problema y que las estudiantes puedan inscribirse antes del 2 de agosto para rendir la PSU.

Asimismo, señaló que solicitará a la Comisión de Educación de la Cámara Baja, citar a las alumnas y sus apoderados para analizar el conflicto y determinar las responsabilidades que correspondan, ya que: “No podemos jugar con la educación de nuestras niñas de graneros, cercenar su futuro y dejar que esta situación avance y ellas sean reconocidas solo como alumnas que rindieron hasta segundo medio. Vamos a apoyarlas hasta el final, para que se reconozca definitivamente la carrera técnica dentro de la institución, o al menos que se les validen sus estudios hasta cuarto medio y puedan inscribirse a la PSU y optar por una carrera técnica o profesional en una nueva etapa de sus vidas”.

Soto, afirmó que las estudiantes y sus familias, están “totalmente desesperanzadas sobre su futuro profesional”, puesto que aquí se está “cercenando su futuro, se está jugando con años de estudio y compromiso de parte de alumnas que no tienen ningún tipo de responsabilidad de los errores administrativos y las malas decisiones tomadas para llegar hasta este punto».

Finalmente, el diputado añadió que espera un pronunciamiento de “todas las autoridades, a nivel nacional, regional y local para que entre todos logremos una solución antes del 2 de agosto. Necesitamos que se dé cuenta de cómo han sido los procesos administrativos, dónde han estado los errores o incluso, eventuales delitos en este tema, para frenar esta situación y que esto no vuelva a ocurrir en ningún colegio de la región o del país”.