Campaña de vacunación contra la influenza: Disminución en sus coberturas y escasa difusión

166

Escribe Sandra Moreno, Presidenta Regional Ñuble Colegio de Enfermeras de Chile.

Sin duda que uno de los temas que está marcando la agenda pública en salud, es la campaña de vacunación contra la influenza que actualmente desarrolla el Gobierno; iniciativa que no sólo se ha llevado el foco de atención por el lamentable número de fallecidos que contamos a la fecha, sino también por la clara disminución en sus coberturas y la escasa difusión en comparación con años anteriores.

Si nos remontamos a las campañas de vacunación que se efectuaban hace algunos años, para las enfermeras era impensable llegar a un cumplimiento del 80%, pues sabíamos que debíamos lograr lo antes posible sobre un cumplimiento por sobre el  90%, con el objetivo enfrentar la  época de invierno con una adecuada protección de la población.

Sumado a eso, cada año la difusión de la campaña de vacunación que se realiza es menor, prácticamente nula, lo que claramente ha impactado en la disminución de las coberturas. Por lo mismo, nos enfrentamos a una campaña errática, con extensiones en sus plazos, con solicitudes de solo vacunar grupos objetivo, para luego, cuando no se alcanzan coberturas significativas, pedir tardíamente: “vacunar la mayor cantidad de población posible para lograr la protección con efecto rebaño”.

Por otro lado, los grupos objetivo no están concientizados con la gravedad del tema. Tienen por redes la información que emana de los grupos antivacunas y muchos simplemente no se inmunizan, por el solo hecho de escuchar que alguien “se sintió mal con la vacuna”, optan por no vacunarse y curiosamente esas experiencias poco fundamentadas y que se transmiten a través del sentir de la población, tiene mayor peso, a la hora de vacunarse,  que toda la información que el equipo de salud pueda entregar.

El año pasado, con el fuerte impacto de lo ocurrido con la influenza en el hemisferio norte y la difusión de aquello en los medios nacionales, la campaña fue exitosa. Sin embargo, este año la gente sólo ha visto la importancia de vacunarse, luego de que se registraron fallecimientos.

En estos momentos se está llamando a vacunarse activamente a los grupos objetivos, y la población debe tener en consideración, que la vacuna demora en generar inmunidad, esta no es inmediata; si pensamos que el virus ya está en circulación nos podemos encontrar con personas que se vacunen e igual enfermen, entonces cabe preguntarse, afectara esto la credibilidad de nuestras vacunas?, “me vacuné e igual me enfermé”.

Es de suma importancia retomar la tónica de años atrás, cuando la población tenía más apego a la vacunación, realizar campañas comunicacionales fuertes  con mucha difusión en Televisión y otros medios desde el inicio, y no esperar a que la propaganda se genere por las experiencias negativas  del hemisferio norte o por las malas noticias locales. Ya que si seguimos así, otra vez terminaremos llegando tarde para abordar un tema sanitario tan relevante y que lamentablemente, ya ha cobrado 20 vidas en nuestro país.