Tener conocimientos de los distintos niveles de categorización de urgencia beneficia al servicio de urgencia de un hospital y al usuario quien recibe una atención adecuada de acuerdo a su gravedad.

Hacer un buen uso del Servicio de Urgencia es clave para poder entregar una atención oportuna a usuarios que llegan con un problema de salud grave, que incluso puede comprometer su vida; es por eso que conocer y respetar el sistema de categorización de urgencia implementado en todas las urgencias a nivel nacional, y que prioriza la gravedad por sobre el orden de llegada, es de vital importancia. El médico del Hospital de Lolol, Jorge Morales, entregó más detalles respecto al funcionamiento de este sistema que mejora la calidad de la atención entregada a la comunidad.

“Categorización de urgencia es un sistema que se ocupa a nivel país, cualquier centro de salud que disponga de un servicio de urgencia, cuenta con un sistema de categorización o de Triage, donde lo que hacemos es categorizar de acuerdo a la gravedad de lo que está consultando.Se divide en cinco categorías desde el C1 qué es la más grave hasta el C5 qué es el más leve, en dependencia de la sintomatología que presente el paciente y de sus signos vitales”, afirmó el profesional.

El doctor Morales también explica cómo se implementa esta categorización, indicando que “se hace la primera evaluación del paciente y se ubica en una de estas cinco categorías y eso determina un tiempo de actuación frente a la categorización, por ejemplo si llega un paciente C1 o C2, que son pacientes con una gravedad extrema en el momento, son pacientes que pasan directamente, frente a un paciente C3- C4con quien nos vamos a demorar un poco más para poder evaluarlo o derechamente un paciente C4 o C5,que son pacientes que vienen por patologías que son mucho más simples y que pueden esperar hasta que sean atendidos el resto de los pacientes que presentan una gravedad mayor”.

Conviene subrayar que el mismo usuario pueda realizar un correcto uso de las prestaciones de su hospital, así lo señala el médico EDF señalando que “lo que más pregonamos en el Servicio de Urgencia es que no se transforme en un policlínico más, el Servicio de Urgencia siempre tiene que estar disponible para las urgencia reales de los pacientes C1, C2 hasta C3 y los pacientes C4 y C5 siempre se les da la recomendación de que consulten en los policlínicos porque son patologías más bien básicas que no requieren mayor atención de la que pueden recibir en un policlínico de atención general”.

En concreto, el Dr. Morales lo ejemplifica sosteniendo que, “si un paciente C5 puede ser un niño que sólo ha presentado fiebre, que es una condición muy frecuente sobretodo en época de invierno, si no presenta ningún otro síntoma es recomendable que el niño se atienda en el policlínico, en cambio si hablamos de un niño con fiebre y que tiene dificultades para respirar o una fiebre que ha durado más de tres días seguidos ese es un paciente que podría pasar a una categorización más elevada, ahora si tenemos a un paciente inconsciente, con convulsiones o con un dolor torácico intenso, claramente eso pasa a ser mucho más grave y requiere ser evaluado prontamente”.

Por su parte, el director del Hospital, Nicolás Ayala realiza un llamado a la comunidad manifestando que “el mensaje general es que la comunidad pueda darle un buen uso a la urgencia, cuando tenga consulta por alguna patología, ya sea por un resfrío o por un dolor muscular, que ya tiene varias semanas de evolución y que empezó hace mucho tiempo; le recomendamos acercarse al policlínico donde se le puede entregar una atención mucho más eficiente, la patología no se agrava y recibe una atención más completa porque además podemos pesquisar otros factores de riesgo, recibiendo una atención más integral. Si bien, el equipo médico siempre les va a dar la atención, es relevante mantener descongestionado el Servicio de Urgencia para poder poner mayor atención a aquellos usuarios que vengan con patologías que pongan en peligro su vida.