El pleno del tribunal de alzada zanjó invalidar procesos en que los votos de los investigados magistrados Elgueta, Vásquez y Albornoz fueron determinantes para las resoluciones.

Durante la jornada de este miércoles se reunió el pleno de la Corte de Apelaciones de Rancagua, instancia en la que se determinó anular la vista de siete causas en que integraron el acuerdo alguno de los tres jueces investigados por supuesto tráfico de influencias y quienes se mantienen suspendidos de sus funciones tras decisión de la Corte Suprema. Se trata de los magistrados Emilio Elgueta, Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz.

De acuerdo al acta del pleno, se anularon cinco causas en que dos o tres de los ministros mencionados participaron en el acuerdo; una en que participó uno de los jueces, pero que no hubo acuerdo del resto de los integrantes; y, finalmente, una causa que quedó en estudio, sin haber llegado a acuerdo.

Por otro lado, la Corte decidió no anular otras cinco vistas de causas en que participó uno de los suspendidos, ya que el acuerdo se logró con el voto de la mayoría de los restantes participantes. Las causas anuladas datan entre los años 2017 y 2018.

Seis de ellas son de carácter civil, mientras que una corresponde a una proveniente de un Juzgado de Policía Local.

Al respecto, el presidente (s) de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Ricardo Pairicán, señaló que “el día lunes el tribunal pleno de esta corte de apelaciones ordenó un levantamiento de las causas en que habían intervenido los tres ministros que se encuentran temporalmente inhabilitados”.

El resultado de la pesquisa arrojó los siete procesos mencionados en los que la intervención de los ministros indagados fue determinante, por lo que no existía un “acuerdo en los procesos” indicó el magistrado.

Así, continuó, “se dispuso la anulación de la vista de las causas, y se dispuso además que se debía realizar una nueva audiencia para permitir que a las partes hacer valer sus derechos, sus intereses, ya sea en alegatos o en la forma que ellos estimarán pertinente a sus intereses”.

“Todas estas causas fueron vistas por la sala respectiva y se encontraban pendientes de fallo. El fallo no se va a dictar porque se anuló la vista. Todo de nuevo en la etapa que corresponda”, aclaró Pairicán.

Respecto a las causas revisadas por los jueces inhabilitados y que ya se encuentran sentenciadas, el ministro sostuvo que “se les va a sugerir a las partes que hagan la consulta”, esto ya que “existe un recurso extraordinario que es resorte de la Corte Suprema en que se puede revisar un proceso. Entonces tendrán que verificar si es que están dentro de los plazos que establece la ley y, si les parece a ellos, deducir la acción correspondiente para que el proceso sea revisado”.