Se trata los magistrados Pedro Advis y José Marinello, quienes asumirán las funciones de Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz, dos de los tres jueces investigados por posible tráfico de influencias.

(Emol).- Cerca de las 09.00 horas de este lunes finalizó el juramento como nuevos miembros de la Corte de Apelaciones de Rancagua de los dos ministros nombrados el viernes pasado por la Corte Suprema, quienes reemplazan a dos de los tres jueces suspendidos por supuesto tráfico de influencias.

Los magistrados Pedro Advis, del Tercer Juzgado de Garantía de Santiago, y José Marinello, del Séptimo Tribunal en lo Penal capitalino, asumirán sus funciones desde esta mañana y al menos por el tiempo que Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz se encuentren suspendidos de sus cargos en el marco de la investigación sumaria que lleva adelante la Corte Suprema.

De esta forma, ambos jueces se suman a la corte rancagüina que está integrada por el presidente Pedro Caro, los ministros titulares Ricardo Pairicán, Michel González y Jorge Fernández, la ministra suplente Alejandra Besoain, dos fiscales judiciales y cinco abogados integrantes.

El presidente (s) de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Ricardo Pairicán, tomó juramento a los ministros suplentes, y tras la ceremonia señaló que “hoy día vamos con tres salas, esto gracias a que los ministros suplentes nos permiten completar el número de integrantes para cada una de ellas”, “Estamos muy complacidos (…), vamos a seguir trabajando como lo hemos hecho siempre”, agregó.

Según consignó La Tercera, hoy el pleno de la Corte de Rancagua se reunirá para analizar cuántas son las cusas pendientes que estaban siendo revisada por dos de los jueces suspendidos y que deberán volver a ser vistas por el tribunal.

Pero no solo los ministros suspendidos estarían siendo indagados por la fiscalía en torno a esta causa, sino que serían alrededor de 20 las personas investigadas por presunta corrupción en la corte de Rancagua, entre los que figurarían, además de jueces, abogados integrantes y litigantes.