Masculinidades y Patriarcado

60

Escribe Pablo Rojas, Sociólogo, Universidad Central.


En Ciencias Sociales existen importantes resistencias para abordar las masculinidades. Si bien en América Latina y el Caribe hay investigaciones que han permitido abrir el debate, éstas no han sido gravitantes a nivel teórico y conceptual para pensar, por ejemplo, una sociología de la masculinidad, una psicología de la masculinidad o bien, una antropología de la masculinidad.

Sin embargo, desde fuera de la academia, hace varios años, se vienen desarrollando círculos de varones anti-patriarcales como parte de los esfuerzos que como hombres podemos emprender frente a los efectos que el patriarcado impone.

Hay varias preguntas que valen la pena hacerse en este punto, ¿qué hacer como varones frente al patriarcado?, ¿qué desafíos surgen para los hombres actualmente, producto de la interpelación que el movimiento feminista establece a toda la sociedad?, ¿cómo accionar sin promover roles políticos avasalladores y autoritarios?, ¿cómo desprenderse de los privilegios que nos provee el sistema que pretendemos transformar?

Uno de los espacios que puso en su centro estos temas, fue el Encuentro Latinoamericano de Masculinidades Anti-patriarcales (ELVA), en Octubre de 2017, el cual tuvo lugar en Chile. En dicha oportunidad, participaron hombres pertenecientes a organizaciones políticas, culturales y territoriales. Sin lugar a dudas, este encuentro marca un hito en nuestro país para los varones que se deciden emprender la lucha en contra del patriarcado, y más precisamente, contra los propios privilegios que supone para los hombres.

Tratar estos temas, significa tomar posición política acerca de un problema de alto interés público, donde el Estado por ejemplo, a través de las políticas públicas, se ve incapacitado y limitado en resolverlo por sí mismo.

En el ámbito de las Ciencias Sociales es de suma urgencia comenzar a abordar las masculinidades como parte de los estudios de género. En este sentido, abrir este debate en términos teóricos y metodológicos suscita un interés no sólo académico, sino también político y social, dado que en el contexto latinoamericano, se vienen gestando prácticas emergentes que ameritan ser atendidas.