La actividad, denominada “¿Qué podemos hacer para revertir la erosión de suelos en la cuenca del río Rapel?”, convocó a diversas entidades internacionales y nacionales, del ámbito público como privado.

Cada año la erosión de suelos destruye en el mundo alrededor de diez millones de hectáreas de suelo cultivable y produce fuertes daños al suministro de agua, el riego, la energía, el turismo y otras actividades.

Durante el 2018, se dio inicio a la ejecución del proyecto “Haciendo comprensible y gobernable la erosión de suelos a la escala de cuenca, para la sustentabilidad alimentaria, hídrica e hidroeléctrica en América Latina”, el cual se creó bajo el alero de Universidad de Plymouth del Reino Unido, la Universidad Austral y la Fundación para la Innovación Participativa de Chile, con la colaboración de la Universidad de O’Higgins. La iniciativa es una experiencia piloto que involucra un método de participación ciudadana activa, con observadores de países de América Latina, además de mediciones de erosión con técnicas avanzadas de radioisótopos en la cuenca del río Rapel.

En este contexto, en el auditorio del Campus Rancagua de la UOH se realizó el taller ampliado “¿Qué podemos hacer para revertir la erosión de suelos en la cuenca del río Rapel?”, para discutir con diversos organismos públicos y privados, y los propios estudiantes de la Casa de Estudios, sobre acciones para generar un modelo de intervención para revertir la erosión a la escala de cuenca hidrográfica. La intención es que este modelo pueda ser difundido y aplicado en otras cuencas en un contexto global.

En la ocasión, se contó con la asistencia de representantes de la Universidad de O’Higgins, representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las secretarías regionales ministeriales de Agricultura y Medio Ambiente, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), la Federación de Agricultores de Cachapoal, entre otras instituciones.

Para la académica de la Instituto de Ciencias Agronómicas y Veterinarias, Dra. Claudia Rojas “en el Instituto de Ciencias Agronómicas y Veterinarias de nuestra universidad, el tema de la Ciencia del Suelo es una de las líneas de investigación prioritarias a desarrollar. En este contexto, el que la UOH albergue este tipo de actividades potencia el desarrollo de conocimientos relacionados a esta área del conocimiento, por medio de la interacción entre expertos participantes de este taller y la comunidad universitaria. El hecho que nuestros estudiantes estén participando en esta actividad es muy importante para su desarrollo profesional, puesto que los alumnos no solo pueden adquirir conocimientos, sino que también conocer y relacionarse con actores relevantes de la región en un contexto profesional”.

En tanto, Alfredo del Valle, presidente de la Fundación para la Innovación Participativa, menciona que “este trabajo no es un estudio, sino que un proceso de transformación. Estamos perdiendo capacidad productiva, por lo que buscamos, por primera vez en la historia, revertir la tendencia de lo que sucede a nivel mundial. Lo novedoso de esta propuesta es que estamos trabajando a escala de cuenca, por lo que es fundamental el apoyo de agricultores, servicios públicos e investigadores. Con este apoyo, se busca obtener una estrategia en común cuyo fin sea diseñar, validar y difundir un modelo de intervención a escala de cuenca para revertir la erosión de suelos y sus impactos”.

La estudiante de la carrera de Ingeniería Agronómica UOH, Camila Cubillos, enfatizó que la actividad “nos dio la chance de conocer distintos puntos de vista y cómo se puede ir mejorando un programa, a partir del conocimiento de diversas entidades que se dedican a la sostenibilidad de suelos. Estas instancias nos permiten ayudar a pensar en un futuro positivo para nuestra Región y poder analizar como concientizar a la gente de todo lo que sucede en nuestros suelos”.