Día del Trabajador de la Construcción

264

Escribe José Luis Saffirio, Presidente Cámara Chilena de la Construcción Rancagua.

Este 19 de marzo celebramos como gremio el Día del Trabajador de la Construcción. En este marco la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) este año sigue trabajando para entregar una oferta consolidada de sus proyectos sociales, con iniciativas de mayor impacto y de cobertura nacional, que representan un aporte para las empresas, trabajadores y para el país en general.

La Cámara Chilena de la Construcción es el segundo inversor social después del Estado y los planes de este año tendrán una mejor focalización para beneficiar a trabajadores y sus familias en todo el país.

Y es que los trabajadores de la construcción son uno de los pilares esenciales de esta industria. Es el esfuerzo y compromiso diario de personas que día a día se levantan para construir Chile lo que hoy valoramos, destacamos y celebramos.

Mejorar la calidad de vida de las personas comprometidos con el desarrollo sostenible del sector construcción. Esa es nuestra misión, a partir de la cual se orienta todo nuestro trabajo y, por cierto, desde donde se concibe la labor social.

En concreto, el compromiso con la calidad de vida de los trabajadores de nuestro sector y sus familias se traduce en programas sociales en las áreas de salud, vivienda, formación y bienestar, que la Cámara Chilena de la Construcción pone a disposición de sus empresas socias cada año, como una herramienta de apoyo a su gestión sostenible.

Este 2019, la inversión social de la Cámara aumentó alrededor de 11 por ciento, generando más de 290 mil cupos, que tienen gran impacto en los beneficiarios.

Como gremio, estamos convencidos de la importancia de que el sector privado mantenga de manera permanente esfuerzos en beneficio de los sectores más vulnerables de la sociedad. Esfuerzos que sin duda son complementarios a los que realiza el Estado.

Como Cámara Chilena de la Construcción valoramos profundamente la labor que realizan los trabajadores, ya que son el corazón de cada obra que se levanta en todo el país, para beneficio de los chilenos. Porque obra de constructores es obra de todos.