Retail tradicional: lejos de la extinción

218

Escribe Christian Cantergiani A., Gerente de Desarrollo Inmobiliario Corporativo Grupo Valcan.

La industria del retail tradicional en Estados Unidos se expandió el 2017 a una tasa cercana al 4% nominal y con una ocupación del 93%. Además, se esperan 1.176 nuevas aperturas para este año. Estas cifras confirman los sólidos rendimientos que el retail tradicional sigue mostrando en medio de importantes transformaciones. Por lo tanto, ¿por qué los titulares de prensa dan como vencedor indiscutido al e-commerce y como industria agonizante al retail de ladrillo? Creemos que estas apreciaciones no son del todo correctas, por una serie de razones:

Primero, en EE.UU, mercado de referencia mundial en retail, el comercio electrónico cerrará el 2018 con un crecimiento en ventas en torno al 15% (US$ 70.000 millones adicionales), mientras que retail offline crecerá cerca de 3,5%  (US$ 180.000 millones), es decir, este último crecerá casi 3 veces más que el retail por click.

Segundo, a medida que el canal digital vaya aumentando en volumen, su crecimiento año a año será decreciente.

Tercero, la mayoría de los retailers online son compañías que generan ventas, pero pierden cantidades significativas de efectivo. Amazon, por ejemplo, registra pérdidas con el retail, pero obtiene utilidades por membresías Prime, servicios en la nube y servicios de  venta y logística prestados a terceros. Si bien el retail digital ha capturado participación de mercado, lo ha hecho a un costo altísimo. Cuando los mercados de capitales se aprieten y comience a exigir retornos sobre sus costos de capital, compañías con fuerte exposición a este espacio tendrán correcciones importantes en sus valorizaciones. Un ejemplo concreto es la perdida cercana al 20% de capitalización bursátil que Amazon ha sufrido desde que alcanzó su peak en septiembre, 2018.

Finalmente, los retailers (on y offline) continúan abriendo tiendas físicas en los centros comerciales más fuertes (segmento Prime) y simultáneamente están cerrando locales en las propiedades de mala calidad y bajos rendimientos. Evidencia de esto es que los NOI de los activos Prime, pertenecientes al primer y segundo cuartil, están aumentado a niveles de entre un 7% y 2,5% año contra año.

En Chile, si bien la penetración del e-commerce (2,7%) es baja vs USA (9,8%) u otros mercados de la región, en la última década los retailers locales (muchos con presencia regional) han fortalecido sus modelos de negocios y ofertas de valor mediante la diversificación de su mix de productos/servicios, un nivel sano de apertura de nuevas tiendas y el desarrollo de negocios complementarios al retail (negocio del crédito), dejándolos en un posición competitiva bastante más robusta que sus pares Americanos. Además, los operadores regionales entendieron a tiempo la necesidad de generar un ecosistema donde lo físico se fusiona de manera perfecta con lo digital (Multicanalidad) para así ofrecer una experiencia de compra customizada, única, y en cualquier canal. Finalmente, tendremos ha consumidores mucho más empoderados y leales únicamente a marcas globales pero indiferentes a los distintos canales de compra.