Guaidó ha reclamado al Ejército que permita el paso de los suministros, que el Gobierno venezolano considera como una “farsa” orquestada por Estados Unidos.
El presidente de la opositora Asamblea Nacional y autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha calificado este domingo (10.02.2019) al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de “genocida”, al impedir la difusión de ayuda humanitaria para ayudar a la población en plena crisis política en el país latinoamericano. Asimismo, Guaidó ha reclamado al Ejército que permita el paso de los suministros, que el Gobierno venezolano considera como una “farsa” orquestada por Estados Unidos para exagerar la gravedad de la situación humanitaria en Venezuela.

“Depende de ustedes no seguir haciendo el ridículo como lo ordena Miraflores”, ha espetado Guaidó a los militares tras dirigirse a Maduro y al Gobierno del país. “Bloquear la ayuda humanitaria los hace genocidas”, advirtió Guaidó: “Me preguntan sobre la posibilidad de un enfrentamiento, son venezolanos que quieren salvar vidas. El régimen ha declarado inconstitucional derecho a la vida. El conflicto en Venezuela lo ha creado quien ahora ha usurpado el poder”, manifestó tras una misa en Nuestra Señora de Guadalupe.

Ayuda humanitaria

Por otro lado, Guaidó aseguró que la ayuda humanitaria para Venezuela que se acopia en la ciudad colombiana de Cúcuta comenzará a entrar al territorio del país en los “próximos días”. “La ayuda está en especie en los centros de acopio y esperamos que en los próximos días tengamos el primer avance de ingreso de la ayuda humanitaria”, dijo.

“El conflicto se solucionará para cuando cese la usurpación, esa persona perdió el norte, no tiene el respaldo internacional, la gran mayoría de Venezuela respalda el ingreso de la ayuda humanitaria”, ha añadido Guaidó, en declaraciones recogidas por InfoBae y por la opositora Mesa de la Unidad Democrática en su cuenta de Twitter. “Que no crea Miraflores que el tiempo juega a su favor. Cada día que nos respaldan países, como Uruguay, es una victoria de la democracia y nos pone más cerca de la libertad”, ha concluido.