Benjamín Carrasco Valdivia y Martín Isla Valdivia, son primos. Ni uno de los dos supera aún supera la década de vida. Mientras el primero tiene 7 años de edad y cursa 1ero. básico en el colegio Leonardo da Vinci; el segundo, ya va en 4to. básico del colegio Ayelén y suma 9 años de existencia.

Ambos pequeños niños, son grandes proyectos deportivos en el tenis de mesa y según su técnico, Nicolás Ávila, “tienen un potencial muy grande. He sido testigo de su crecimiento y desarrollo, poco a poco los estamos exponiendo en competencias regionales y nacionales y la respuesta ha sido óptima. Estoy seguro que si el respaldo no desiste y las autoridades continúan entregando herramientas de desarrollo, ellos llegarán muy lejos”, sostuvo.

Benjamín y Martín, conocieron la disciplina, en los talleres recreativos que imparte la Corporación Municipal de Deportes de Rancagua y en ese escenario, el gerente de la institución, Pablo García, indica que, “la detección de talentos, es un área que siempre está presente, aunque no es determinante en nuestro trabajo. Pero cuando surgen, como en este caso, estamos llanos a tratar de otorgar condiciones que los ayuden para seguir creciendo”.

Entre el palmarés de Benjamín, se encuentra el cuarto lugar del Campeonato Nacional de Tenis de Mesa 2018. Martín, en tanto, ya ostenta un tercer lugar en el Campeonato Inter Regional de Chillán.

“Nuestros recintos siempre van a estar disponibles para que ellos y su equipo técnico, puedan seguir preparándose. La alta competencia y alto rendimiento, son ámbito que nos interesan y al que estamos apostando con fuerza, incluso con recursos provenientes del Gobierno Regional, que el año 2019 esperamos incrementar”, culminó el SEREMI del Deporte, Diego Ramírez.